Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 11:49

Pónganse de acuerdo y trabajen

Pónganse de acuerdo y trabajen

No les quedó otra, al parecer, que volver a convocarnos a las urnas este próximo domingo 26 de junio. La población, con su voto, deberá hacer lo que ellos, profesionales e inútiles, no fueron capaces... ¿Ponerse de acuerdo es tan difícil?

Al parecer, recuperar el consenso y el saber estar del 78 se ha perdido por completo. Y no extraña. Tenemos a flor de piel una arrogancia occidental que nos vuelve obtusos y nos ciega... ¿No se puede llegar a consensos, no estamos por ceder? La vida es eso, dar, negociar, acordar, pactar. Pero la alta política es otra cosa, o al menos se ha convertido en eso... Giros, dimes y diretes para no dar el brazo a torcer y, lo que es peor, propiciar que se impongan los intereses de no sabemos muy bien quién. Porque, desde luego, la calle no sale bien parada de tanta sinrazón y falta de vergüenza, pero los de siempre hacen caja mientras el común de los mortales no paran de lamer sus muchas heridas.

¿Debemos ir a votar ante este lúgubre panorama? Entiendo que sí, y masivamente, además. ¡Es lo único que nos dejan hacer! ¡Y, de momento, porque si no dan pasos adelante la ciudadanía tomará la calle!

Estamos atolondrados, despistados, sumidos en nuestros problemas, enredados en las tramas que nos lanzan para enzarzarnos en tonterías, pero estamos cansados ya de tanta estúpida sinrazón, de tan poca cordura. ¡Dejemos llegar al sentido común, propiciemos que se imponga la cordura! La red que mejor nos debe subyugar es la del convivir.

Mariano Navarro Lacarra

Director