Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 19 de septiembre de 2019
  • Actualizado 23:31

Calentamiento global y lunar

Calentamiento global y lunar

Estos días toca calentar motores, ¡que llegan las Fiestas! Del mismo modo, se cumplen cincuenta años de que el Hombre pisara la luna y, por ello, recordando aquellas misiones interplanetarias denominadas Apolo, ahora plantean realizar una operación gemela, Artemisa, para llevar en unos años a un hombre y a una mujer a la Luna, o incluso a Marte. 

Como en el 69, se ve en la operación un gesto de marketing y propaganda sublime, que resta atención a lo realmente importante: que el calentamiento global, eufemística y vergonzosamente llamado erróneamente “cambio climático”, está ahí y no puede esperar.

Como ocurre con los plásticos, y con la contaminación del aire, -cuya calidad aquí está muy por debajo de lo que indican las directrices europeas y nadie hace nada-, no queda otra que cambiar de modo y estilo de vida.

El futuro, será verde o no será, y salvo estos días de rojas fiestas, descanso, jolgorio y viajes, hay que comenzar a sacar de nuestras vidas toda esa basura que todo lo oscurece y apoca.

La solución no está en pagar unos céntimos por las bolsas en las tiendas y que todo nos llegue envasado en recipientes de plástico de usar y tirar. Tampoco se encuentra en producir alimentos al por mayor, trasladándolos grandes distancias. El inicio de ese nuevo camino es salir de detrás de las pantallas, eludir esa droga falsa y mentirosa careta llamada Facebook, y comenzar a sentir y ser personas, aquí y ahora.