Plaza Nueva

  • Diario Digital | Jueves, 20 de Junio de 2019
  • Actualizado 23:06

Skolae: las víctimas son las familias, no María Solana

Skolae: las víctimas son las familias, no María Solana

La consejera de Educación, María Solana, en rueda de prensa el 6 de junio, habla una vez más de “caza de brujas”, esta vez con motivo de las tres demandas a la que tiene que hacer frente el programa ideológico Skolae.

María Solana es una experta en hacerse la victima. Pero desde FamiLiaE queremos recordar que las víctimas están siendo las familias que no desean este programa de obligado cumplimiento en todos los centros públicos y concertados (resolución 350/2018 de julio de 2018).

Por otro lado, la consejera de Educación siempre habla de que su programa persigue únicamente educar en igualdad. Sin embargo, en Navarra llevamos décadas educando en igualdad. ¿A qué viene entonces este interés por hacerlo a través de Skolae y no como se hacía hasta ahora? Porque con Skolae se educa en igualdad desde una visión muy particular, introduciendo conceptos ideológicos como el “sistema capitalista heteropatriarcal” (página 31 del programa), o planteando que “los alumnos deben cuestionar su masculinidad y someter a crítica los privilegios de los que disfrutan”. Todo esto queda refrendado en las fichas: “Carta de despedida del machista que hay en mí” es el título de una de ellas. Por no hablar de la confusión que generan en niños de 6 a 9 años con el tema de la identidad: “los alumnos deben responder con los ojos cerrados levantando la mano a la pregunta: ¿A quién le gustaría ser del sexo contrario?”.

En el fondo, con la excusa de la coeducación, se está introduciendo la ideología de género, que se basa fundamentalmente en que la desigualdad entre hombres y mujeres es debida al género (los roles o comportamientos que nos impone la sociedad). Estos roles hay que borrarlos y de esa manera conseguiremos una sociedad justa en la que todos seremos neutros. Así, independientemente de sus genitales y su apariencia, ningún niño es niño o niña cuando nace, sino que debe descubrir a lo largo de su vida su género o su identidad de género.

Esto no es coeducar, señora Solana, esto es penetrar en lo más íntimo del ser humano, en su psicología, sentimientos e identidad, desde una visión filosófica con la que muchas familias no estamos de acuerdo. Sin embargo, al contrario que escuchar a los padres, la Consejera de Educación obliga a que nuestros hijos tengan que tragarse las fichas y materiales de Skolae, sin que siquiera tengamos derecho a conocer los horarios.

Ahora, con la nueva ley de igualdad, los contenidos de Skolae serán evaluables, para que nadie se escape, ni siquiera las familias que huyen a la concertada.

Señora Solana, usted no es la víctima; victimas somos las familias. 

Asociación FamiliaE

logo familiae mail