• Diario Digital | Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 03:02

Malos tiempos para la lírica política

Malos tiempos para la lírica política

Corren malos tiempos para la lírica política, en demasiadas ocasiones se utiliza la información como fuente de desconocimiento y de desprestigio de la actividad política atribuyendo los actos de las partes al todo o tergiversando los hechos con la malsana intención de confundir. Se habla y escribe profusamente de política en los altavoces de los medios de comunicación e información. Sin embargo los mensajes de ciertas organizaciones políticas y económicas están llenos de informaciones difusas, manipuladas, parciales con verdades o mentiras a medias, confusas y torticeras.  

Admito que este escrito es un ejercicio retórico de persuasión para intentar convencer que Izquierda Unida de Navarra somos una formación que interviene activamente en la política desde la izquierda transformadora y rupturista, con una propuesta política nítida y una hoja de ruta explícita. Es también un ejercicio con intención de introducir objetividad sobre el del papel de IUN en la situación política actual. 

Fue una lástima que no prosperara, en legislatura pasada en Navarra, la moción de censura a la expresidenta Barcina para conformar un gobierno alternativo a UPN, o que no se pudiera formar gobierno alternativo en ocasiones anteriores. En todos esos momentos clave, Izquierda Unida de Navarra solos o en  la coalición Izquierda-Ezkerra ha puesto sus votos desde la izquierda para construir gobiernos alternativos a UPN-PP. La izquierda que representa IUN- NEB estuvo y está, otros ni estuvieron ni están.

En la actualidad, apoyamos un gobierno alternativo, que si bien es liderado por Geroa Bai está comprometido con un acuerdo programático entre cuatro fuerzas políticas. Un acuerdo programático que, en un contexto de emergencia social, de graves problemas sociales, tiene un fuerte contenido social para mejorar las condiciones de vida de la gente; que reconoce y asume la pluralidad de identidades que convivimos en Navarra. ¿Es este acuerdo programático la propuesta política de IUN-NEB, es el programa con el que Izquierda-Ezkerra se presentó a las elecciones? Por supuesto que no lo es, pero sí incluye propuestas importantes del mismo. Pusimos todo nuestro empeño en incluir en este acuerdo programático medidas para rescatar a la gente de los duros efectos de los recortes, el desempleo y la precariedad; y para mejorar, recuperar y hacer efectivos derechos sociales, la convivencia y las libertades. Estaremos en ello siempre que la balanza se incline con claridad hacia estas premisas. La izquierda que representa IUN- NEB estuvo y está.

En diversos ayuntamientos apoyamos o formamos parte de gobiernos de izquierdas en torno a acuerdos programáticos de gobierno. En Tudela y en Castejón, por ejemplo,  ostentamos la alcaldía. 

En el estado, hemos utilizado todas nuestras fuerzas para impedir que el Partido Popular continúe gobernado y aplicando las políticas de austeridad social a la mayoría de la ciudadanía. Tampoco ha podido ser, no se consiguieron los 176 votos necesarios en el congreso de los diputados ni para evitar la investidura de Rajoy ni para que saliera adelante la moción de censura. La izquierda que representa IUN- NEB estuvo y está, otros ni estuvieron ni están ni se les espera.

Esto es lo que somos y hacemos. Efectivamente IUN-NEB hacemos todo lo que está a nuestro alcance para desarrollar nuestro proyecto de sociedad, nuestro proyecto de país. Efectivamente nuestro proyecto es un proyecto rupturista con el bipartidismo y con  el marco del 78  que hoy no permite a las clases populares un futuro con derecho y bienestar. Aspiramos a  una estructura política, social, medioambiental y económica más justa y democrática al servicio de la clase trabajadora, de la gente de hoy y de las futuras generaciones.  Queremos avanzar en la justicia social, en la igualdad, en derechos y libertades, en definitiva caminar hacia la construcción del socialismo. En ese camino estamos, aportando nuestro quehacer y el peso que nos otorgan las urnas haciendo camino al andar. 

Persistimos en nuestra voluntad de seguir sumando, acrecentando y ampliando el espacio para construir un bloque de izquierdas con capacidad suficiente para ser alternativa de gobierno, y de sumar con otros y otras en acuerdos electorales y en las instituciones siempre con el programa como eje de todo acuerdo político. 

 

Marisa De Simón Caballero
Coordinadora de IUN-NEB