Plaza Nueva

  • Diario Digital | Jueves, 20 de Junio de 2019
  • Actualizado 23:17

La patata es de Chivite

La patata es de Chivite

Una vez más el PSN decidirá el Gobierno de Navarra y los antecendetes no son nada alagüeños. Ya vendió el poder a la derecha hace 8 años y tiene pinta de volver a hacer lo mismo, por mucho que desde el PSN gritaran "presidenta, presidenta" a la Señora Chivite. No hay más que ver la reacción de la candidata socialista de Pamplona al terminar el recuento y gritar "Agur Asiron, Bienvenido Enrique Maya", como si de Mr. Marshall se tratara. Lamentable que una dirigente de la supuesta izquierda se alegrase por volver a la caverna más derechista de los últimos tiempos con UPN, peperos y antiforalistas.

El discurso del Sr. Esparza sigue bajo esas medio mentiras que va propugnando cada vez que suelta algo por su boca. NO ES CIERTO que el nacionalismo haya perdido votos, de hecho, Geroa Bai y EH Bildu han incrementado votos. Si el frente nacionalista no ha salido adelante ha sido por el importante sangrado que ha sufrido Podemos en el cuatripartito, pero no porque haya bajado el apoyo a Barkos o Bakartxo. Y también es mentira que "o con Navarra Suma o con los nacionalistas", una más de este Señor. Existe la posibilidad de un pacto entre el PSN, Geroa, Izquierda Ezkerra y Podemos en el que EH Bildu se abstenga. Pero claro, la Señora Esporrín ya se ha encargado de empezar a dinamitar esa posibilidad....

No quisiera estar en la posición de Chivite porque tiene un arma de doble filo. Haga lo que haga, estará mal. Si se une con Navarra Suma volverá a caer en la misma decepción y traición que hace 4 años. Si gobierna con EH Bildu la derecha le tachará de gobernar con ETA. Y lo peor de todo es que posiblemente ni siquiera Chivite sea la encargada de dictaminar esta decisión porque en los socialistas manda Ferraz, un fraude en toda regla. Es insultante que Navarra tenga que ser lo que quieran desde Madrid. 

Piskerra