• Diario Digital | Martes, 19 de Marzo de 2019
  • Actualizado 06:31

¿Dónde ha quedado el Navarrísimo de UPN?

 
¿Dónde ha quedado el Navarrísimo de UPN?

Han pasado 4 años desde que UPN nos vendiera su paupérrima campaña electoral de 'Navarrísimos', como si solo ellos pudieran decir qué es Navarra y sus habitantes. Cuatro años que no han debido sentar excesivamente bien desde la oposición y que a la llegada de unas nuevas elecciones han cambiado completamente su planteamiento para luchar de manera unitaria “ante lo vasco”, aunque para ello se tiren por el retrete los principios del partido regionalista y recuerden a la famosa escena de los Hermanos Marx redactando un acuerdo y triturándolo casi en su totalidad.

Cuántas veces ha criticado la derecha navarra y española el acuerdo de entre 4 partidos y lo ha tildado de ingobernable, para de repente cambiar el discurso y sacar un partido entre 3: UPN, PPN y Ciudadanos. Ya solo les falta Vox para aglutinar a toda la derecha española (la navarra se la dejaron por el camino), ánimo que de aquí a las elecciones los ficháis.

Tan feo lo debe estar viendo UPN en las elecciones para bajarse los pantalones y pactar con aquellos que no hace mucho tachaba de corruptos (PP) o de antiforalistas (Ciudadanos). Unos acuerdos en los que el principal perjudicado es UPN, que por un lado renuncia a su historia y a su regionalidad, tan presumida durante tanto tiempo y que siempre se ha eregido como los foralistas de pro, y por otro lado da fuerza a partidos cuya representación era mínima o nula y las encuestas apuntaban a que volverían a tener entre 0 y 2 escaños.

El 'Navarrísimo' ha pasado a mejor vida, ya solo importa el poder, aunque para ello haya que prescindir de Navarra, de sus fueros, de su historia, de su cultura. Y ese mismo ansia de poder es lo que más miedo da de este nuevo UPN de Esparza que solo ha sabido moverse entre el antieuskera, la AP-15 que ellos mismos privatizaron o el Canal de Navarra que nadie recordó mientras gobernaban. 

Que tiemble en el PSN, que los siguientes en seducir van a ser ellos. Las descalificaciones pasadas son olvidadas en periodo electoral.

 

Piskerra