• Diario Digital | Jueves, 21 de Febrero de 2019
  • Actualizado 00:50

La decepcionante política lingüística de Larrarte

La decepcionante política lingüística de Larrarte

Recientemente  hemos conocido la respuesta del Ayuntamiento de Tudela a la recomendación del Defensor del Pueblo de Navarra acerca de la valoración de idiomas en el concurso-oposición para cubrir una plaza de Subinspector de Policía Local de Tudela. En dicha respuesta el Ayuntamiento se reafirma en su intención inicial de valorar el conocimiento de inglés, francés y alemán con 5 puntos cada uno y otorgar 0 puntos al conocimiento de euskara. Tras leer detenidamente el documento, firmado por Eneko Larrarte, Alcalde de Tudela, no podemos más que expresar nuestra perplejidad y disconformidad con lo que en él se afirma.

No entramos a discutir la diferenciación del “podrán” y el “deberán” de las Administraciones Públicas respecto al tratamiento del euskara, ni si se puede o no trasladar a las entidades locales las decisiones relativas a política lingüística que se aplican en la Administración Foral. Sí discrepamos en el hecho de que el Ayuntamiento de Tudela tilde la recomendación del Defensor del Pueblo de Navarra de “una opinión respetable, pero nada más”, como si de una opinión cualquiera se tratara. Para Geroa Bai Tudela el Defensor del Pueblo llega a una conclusión justa en el sentido de que “en esta última zona (refiriéndose a la Zona No Vascófona), aun cuando el grado de protección del euskera sea menor que en el resto de las zonas, en todo caso, lo es mayor que la dispensada a las lenguas extranjeras…”.

En cualquier caso, la posición del Ayuntamiento de Tudela puede ser legítima; hay personas más versadas que nosotros y nosotras que pueden decidir si su postura contraviene o no la legislación vigente y tampoco vamos a entrar en ello. Sin embargo, no podemos pasar por alto el tono cínico y prepotente de la respuesta, que además denota un sorprendente desprecio hacia el euskara al afirmar que “no se trata de que se haya valorado menos que los otros idiomas sino de que no se ha valorado”. No es de recibo que ese sea el trato que se da a una lengua oficial de Navarra, estudiada, hablada y respetada también por muchos tudelanos y tudelanas.

Geroa Bai Tudela lamenta que un Ayuntamiento que se dice del cambio, liderado por una agrupación con nombre también en euskara, esté llevando a cabo la misma política lingüística discriminatoria que UPN defendió y desarrolló durante tantos años. Parece ser que tanto Eneko Larrarte, Alcalde de Tudela, como su grupo, Izquierda-Ezkerra, han preferido ceder a ciertas presiones y alinearse con unos postulados ideológicos afines a la derecha en lugar de defender una cuestión que a todas luces es de justicia. No estamos hablando solo del menosprecio a nuestra lengua, sino también de la injusticia que supone para las personas euskaldunes de Tudela interesadas no poder hacer valer sus méritos en este caso.

Por todo esto, Geroa Bai Tudela insta al Ayuntamiento de Tudela y a su máximo responsable, Eneko Larrarte, a no hacer oídos sordos a la recomendación del Defensor del Pueblo y a no discriminar y marginar a la parte de la sociedad de Tudela que tiene derecho a vivir en euskera.

Anika Luján y Noel Iriz
Geroa Bai Tudela