Plaza Nueva

  • Diario Digital | Domingo, 26 de Mayo de 2019
  • Actualizado 01:31

A la atención de Uxue Barkos

A la atención de Uxue Barkos

Al acabar mi vida laboral, me queda una sensación agridulce. 

Fueron emocionantes  los proyectos, experiencias e ilusiones que compartí con mis compañeras y compañeros de la Ikastola Municipal extendiendo la educación en euskera en el ámbito público. También  fue estupendo encontrar mujeres maravillosas y trabajar junto a ellas para intentar llevar la coeducación a los centros escolares de Navarra. Duros, pero necesarios, han sido los años que he trabajado como portavoz del sindicato SEILAS.

Los anteriores gobiernos, a partir de 2009, impusieron brutales recortes en la educación pública y no contaron jamás con la representación de las trabajadoras y trabajadores de la enseñanza en la toma de decisiones. Por ello, acogimos con ilusión la llegada del “ gobierno del cambio”. Desafortunadamente, la educación pública no ha sido una de las prioridades de este gobierno, tampoco se ha hecho ningún esfuerzo para trabajar junto con las organizaciones sindicales para acordar conjuntamente proyectos o normativas. 

Por una parte, aunque se haya aumentado un poco la finanaciación para educación en los presupuestos del 2019, del 3,2% al 3,4 del PIB,para cumplir los compromisos recogidos en el pacto firmado con los sindicatos de la enseñanza pública, estamos muy lejos del mínimo de inversión del 6% que aconseja la UNESCO. Como en reiteradas ocasiones hemos pedido al gobierno y a los grupos parlamentarios, la solución sería una ley de financiación de la educación pública para garantizar los recursos necesarios sin depender de los vaivenes económicos. 

Por otra parte, los proyectos que se han puesto en marcha y la burocracia, que se ha multiplicado, ha supuesto una carga extra para el profesorado. Además, se han impuesto las normas de contratación del profesorado interino, con el voto contrario de las organizaciones sindicales y actualmente tenemos en Navarra el sistema de contratación mas injusto del estado.

No obstante, quiero ser positiva. Espero y deseo que vuelvas a ser presidenta en la próxima legislatura, siempre que sea para dar prioridad a la educación pública y financiarla adecuadamente y cumplir los puntos del acuerdo programático que no se han desarrollado ( 0-3 gratuito, universal y de gestón pública común; trazar un itinerario para un tratamiento integrado de las lenguas; recursos suficientes para el tratamiento de la diversidad…) y otros temas urgentes.

Aunque me haya jubilado, mi compromiso con la escuela pública sigue firme, y quiero creer y espero que si llegas a liderar el nuevo gobierno también lo sea el tuyo. Podrás contar con mi apoyo.

Amaia Zubieta Garciandia