• Diario Digital | Viernes, 25 de Mayo de 2018
  • Actualizado 22:29

¿Quién recogerá el testigo?

Bueno, ya estamos otra vez en este extra de Santa Ana, de Plaza Nueva.

¿Quién recogerá el testigo?

Bueno, ya estamos otra vez en este extra de Santa Ana, de Plaza Nueva.

Ya se ven grupos de  jóvenes preparando sus “cuartos” y compras para sacarle el máximo jugo a las fiestas de Tudela. 

 Los treinta y cuarentañeros, haciendo sus planes posiblemente para marcharse de vacaciones. 

 Porque es un hecho que los más jóvenes y los que empiezan a pintar canas son los tudelanos que se quedan a disfrutar de nuestras fiestas. La mayoría participando en todos los actos: cohete, encierros, almuerzos, procesión de la Patrona, juegos infantiles corridas, fuegos artificiales, revoltosa, etc.; o como simples espectadores.

 Pero cada año resulta más difícil encontrarnos en esos festejos a tudelanos de entre 30 y 50 años.

 Bien es verdad que la vida laboral no se lo ha puesto nada fácil a esta generación, y a la hora de afrontar gastos deben de tomar una decisión que seguro les resultara muy difícil.

Con el respeto que merece el que decidan; irse o quedarse en fiestas. Considero que dejan un espacio que no se puede llenar, por muchos forasteros que vengan. 

Nuestras fiestas son días de sonrisa, de ganas de agradar, de rebajar tensiones y disfrutar de esos “raticos” únicos, diferentes al resto del el año. Momenticos que compartirlos con los de fuera está bien, pero… sería deseable disfrutar también con todos aquellos que durante el resto del año vivimos el habitual día a día. 

Espero que se queden cuando pasen de los 50.  Pero sobre todo deseo a estos paisanos, que tengan la posibilidad de que sus trabajos mejoren, y sus salarios sean más dignos. 

Porque si no; ¿quién recogerá el testigo recibido de nuestros padres y abuelos, para continuar conformando este vínculo que se llama tradición?

Felices fiestas a todos/as y como siempre: ¡Viva Santa Ana!