• Diario Digital | Miércoles, 15 de Agosto de 2018
  • Actualizado 21:05

No toda la sociedad es corrupta

No toda la sociedad es corrupta

Estamos llegando a la, para mí, equivocada conclusión de que vivimos en una nación, país, Estado, o lo que cada cual quiera, donde la corrupción no conoce límites. El que puede, se corrompe.

En mi opinión forma parte de los mismos tópicos como que el andaluz es vago, el catalán rácano, el gallego introvertido, el aragonés terco, los navarros...

Cada cual, independientemente de nuestra procedencia, somos diferentes. De la misma manera, no todo el mundo es susceptible de ser corrupto. Si bien nuestros políticos nos dan con frecuencia razones para justificar dicha práctica.

Considero que no nos debe servir como excusa que si el de “arriba” roba nosotros por qué no.

Deberemos buscar la fórmula para que “el de arriba”, si roba, lo pague. Pero ¿y los de “abajo”?

Acaso cuando se le dice a un profesional que le quite el IVA cuando presenta la factura... ¿No se nos está robando  a todos?

Cuando se está cobrando el paro y trabajando y aceptando dinero negro.. ¿No se nos está robando a todos?

Opino que la economía sumergida es tan dañina como la corrupción y, sin embargo, poco se escucha hablar de ella, quizás porque un 35% de la población la práctica.

Puede que esto que digo no sea políticamente correcto, pero es saludable para una democracia ser críticos con nosotros mismos.

Vigilemos a nuestros dirigentes y si no actúan debidamente, castiguémoslos en las urnas. Pero cada cual cumpla con sus responsabilidades para hacer esta sociedad más justa

José Luis Ultra Arellano