• Diario Digital | Sábado, 24 de Febrero de 2018
  • Actualizado 14:55

Demos una oportunidad a la paz

Demos una oportunidad a la paz

Este año en los días previos a la Navidad se dará un cambio radical a lo que tradicionalmente es habitual en estas fechas: el 21 diciembre elecciones catalanas, el 22 resultados de las mismas, y el 23 Real Madrid & Barcelona. ¿Alguien pide más morbo? 

En cualquier reunión, comida o cena, incluida la de Nochebuena, la unanimidad de criterios es muy difícil y, desgraciadamente, el si no opinas como yo, estas en contra mía; es muy habitual. Sería más razonable: tenemos criterios diferentes pero podemos dialogar cordialmente como seres civilizados. 

La sociedad Española se radicaliza alarmantemente, y como en el Cuento de Navidad de Charles Dickens, los fantasmas salen de sus tumbas para recordarnos las peores navidades pasadas. En este pueblo, país, patria o nación, deberíamos reflexionar sobre lo que pasó hace no tantos años y sus terribles consecuencias. 

Ojalá que, como al avaro Scrooge le sucede en el cuento, nos sirviese para reflexionar que no somos más que simples humanos de paso por este mundo, y que al final a todos nos espera ese fantasma siniestro con la guadaña.  

Podríamos comenzar por ser más dialogantes y más tolerantes, no tiene ningún sentido establecer nuevas fronteras, más bien lo contrario, tendríamos que derribarlas. 

La sociedad tiende a ser cada vez más global y nuestra mentalidad también debería serlo.

En el mundo millones de personas sufren: guerras, violaciones, hambruna, son seres humanos que son deportados, exiliados, muchos mueren en el mar buscando un mundo mejor. 

Lo dramático es que ellos ven en nuestro país ese mundo mejor, y se juegan su vida por llegar aquí. Sin embargo, da la sensación de que nosotros queremos empeorarlo y perder lo que tanto tiempo se tardó en conseguir.

 Intentemos, entre todos, rebajar el nivel de crispación. Y como cantaba John Lennon: Demos una oportunidad a la Paz. 

¡Feliz Navidad y sereno año 2018!