Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 23 de septiembre de 2019
  • Actualizado 11:41

Tolerancia festiva

Dos aspectos me están produciendo extremada tristeza y preocupación en los últimos tiempos durante nuestras fiestas. 

Por un lado la intolerancia selectiva hacia lo distinto. Y tristemente me viene a la memoria las lamentables reacciones por una gran parte de la ciudadanía de Tudela al escuchar unas palabras en euskera en el cohete de Tudela el año pasado. ¿Hubiera sucedido lo mismo de haber sido en inglés, francés o japonés? Seguramente no, incluso es posible que a más de uno le hubiera hecho gracia y habría sacado pecho con un, “fíjate si somos internacionales que hasta lanzamos el cohete en otros idiomas para los que nos siguen desde fuera”. Que el euskera prácticamente no se utiliza en la Ribera es tan evidente como que no hace ningún daño a quien lo oye.  

Y el segundo aspecto que me tiene muy preocupado es el aumento de agresiones sexuales, esa barra libre que parece haberse instaurado con la excusa de llevar unas copas de más y un calentón. 

Algo estaremos haciendo mal cuando cada día nos encontramos con el incremento de estas agresiones. Todos tenemos que luchar contra ellas, no nos podemos callar, no podemos mirar a otro lado y hay que defender y apoyar a las víctimas y denunciar a los agresores.