Plaza Nueva

  • Diario Digital | Sábado, 25 de Mayo de 2019
  • Actualizado 22:59

Riñas entre Hermanos

Riñas entre Hermanos

Cuando tenemos hijos que riñen entre ellos y a pesar de nuestras intervenciones no cesan sus disputas, es bueno saber que el 99% de estos desagradables y tan molestas escenas tienen su origen solamente en dos cuestiones: una, es la manera que tienen (o han tenido) los padres de atender la escena en esos momentos, y el segundo motivo, más oculto o profundo, es un desorden sistémico entre el mayor y el pequeño, entre ambos hermanos. 

Todo sistema o grupo está sujeto a leyes y los grupos a los que pertenecemos las personas no escapan a están leyes. Por supuesto la familia es el grupo con mayor influencia en el humano.

Algunas de estas leyes permanecen ocultas o, dicho de otra forma, permanecen presentes en nuestra mente inconsciente. Por lo tanto, tienen gran influencia en diferentes aspectos de nuestra vida, pues todo aquello que pervive oculto nos condiciona o influye en grandísima medida.

En estos casos la ley que estaría afectando es la Ley de Orden de llegada al grupo, donde los mayores, o primeros, tienen prioridad sobre los que llegaron después. He observado en incontables ocasiones que en cuanto los hermanos se ordenan, la relación mejora como por arte de magia.

Pero, ¿quién puede ordenar el grupo de manera eficaz y amorosa? ¿quién puede lograr que los hermanos puedan jugar con alegría y tener una armoniosa y ordenada relación? 

Claro, los Grandes: Padre y Madre.

Fernando Martínez
Psicólogo. T-686814811