Plaza Nueva

  • Diario Digital | Jueves, 25 de Abril de 2019
  • Actualizado 07:00

Una vieja aspiración de la Ribera hecha realidad

Una vieja aspiración de la Ribera hecha realidad

Con carácter retroactivo a 1 de enero se ha hecho realidad una vieja aspiración de la Ribera que acaba con una discriminación de décadas: el peaje de la AP15 será subvencionado por el Gobierno de Navarra para turismos que realicen el trayecto de ida y vuelta en menos de 24 h. con vía T. Solo hay un inconveniente: que la gratuidad no puede ser completa porque al parecer existe la imposibilidad legal de subvencionar un impuesto como el IVA. Así, habrá que abonar 1,14€ por trayecto de ida y vuelta desde Tudela (0,28€ si se es viajero frecuente). 

La oposición, lejos de congratularse con la noticia, ha decidido hacer de esto casus belli alegando que fueron ellos quienes arrancaron al gobierno de Rajoy 12 millones para conseguir la gratuidad de la autopista. Por eso es conveniente tener todos los datos en la mano y hacer un poco de memoria. 

Primero: si la AP15 no es gratuita desde hace muchos años es porque el Gobierno de Miguel Sanz prorrogó de manera injustificada y oscurantista la concesión a Audenasa en 1997 (hasta 2029), en una decisión firmada por el Sr. Palacios, consejero de Obras Publicas por designación del PP, y el entonces presidente de Audenasa y de UPN, Sr. Aizpún. No hay espacio aquí para entrar en la turbia gestión de Audenasa, sus ventas, sus rescates financieros y la privatización de Aznar que nos han costado a los navarros cientos de millones de euros, dinero del que otros se beneficiaron. ¿Por qué se hizo? Los ciudadanos de a pie no tenemos medio de saberlo, pero sí recordamos a los señores Aizpún y Sanz sentados en la presidencia de la concesionaria. 

Segundo: la historia oculta tras el pretendido regalo de 18 millones € que UPN dice haber arrancado al Gobierno de Rajoy. Analicemos este gráfico:

FCD02994-8E86-46E8-BCA7-4AD80A59C3B9

                            (Fuente: Diario de Noticias)

Lo que hizo el PP CON el VOTO de UPN tras perder el Gobierno en Navarra, fue recortar 30 millones para Navarra en los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y otros 50 millones en 2018. En total 80 MILLONES de recorte en 2 años (serían 300 MILLONES menos si lo comparamos con el año de máxima inversión en Navarra en tiempos de Rodríguez Zapatero).

A continuación nos anunciaron la buena nueva de que habían conseguido esos 18 M., entre ellos los 12 M. para la AP15 (que llega tan solo para subvencionar UN AÑO de peajes)... y el regalo envenenado de los 3 M. para el nuevo polideportivo de Tudela (que al fin, menos mal, se han podido reconducir para dedicarlos a otras instalaciones deportivas junto a más aportaciones del GN). 

Un burdo engaño a la ciudadanía: de 18 a 80 van 62 MILLONES € DE RECORTES del PP que UPN HA VOTADO. Un ciudadano mal pensado podría creer que se pactó un castigo a los navarros por haber apoyado un gobierno de cambio, en la línea tan comentada del #cuantopeormejor. Y de paso ponerse la medalla del pretendido regalo de los 18 M. en año electoral. (Por cierto, la inversión prevista para Navarra en 2019 si salen adelante los PGE remontaría de nuevo hasta los 108 millones).

Las críticas desde la oposición son siempre legítimas, y a los ciudadanos nos parece excelente ese repentino interés por que se hagan cosas que nunca hicieron cuando tuvieron la oportunidad. Pero la memoria y la hemeroteca a veces les pueden restar mucha credibilidad. 

Ojalá se pueda salvar el escollo del IVA y conseguir la gratuidad total. Pero mientras tanto quienes viajan todos los días a Pamplona lo harán encantados sabiendo que ir y volver les cuesta 28 céntimos.