• Diario Digital | Miércoles, 20 de Septiembre de 2017
  • Actualizado 20:13

No saben ni lo que han hecho en Barcelosa

Los miembros del cuatripartito en la comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Navarra apoyan las obras de Barcelosa, sin conocer lo que se ha hecho. 

No saben ni lo que han hecho en Barcelosa

Los miembros del cuatripartito en la comisión de Medio Ambiente del Parlamento de Navarra apoyan las obras de Barcelosa, sin conocer lo que se ha hecho. 

Dentro de las actividades que estamos llevando a cabo para intentar trasmitir a la sociedad navarra, el expolio y los chandríos que la Consejería de Medio Ambiente ha llevado a cabo en el Barranco de Barcelosa y en las planas de Canraso y Santa Ana, miembros de Gurelur, invitados por el grupo parlamentario de UPN, comparecimos ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento este martes 12 de septiembre con la intención de llamar la atención de sus señorías sobre este lamentable tema. Para ello, basamos la intervención en una proyección de fotografías, en las se podía ver de forma cruda e irrefutable los destrozos ambientales que han ocasionado las obras. 

Demostramos gráficamente a los miembros de la comisión las decenas de pistas madereras con las que han asolado estos delicados enclaves riberos, la tala de pinos que se plantaron en su día para evitar la erosión, el uso de maquinaría pesada y sus consecuencias, las sacas a matarrasa, la galopante erosión que las obras están causando, los daños causados a la fauna nidificante, en definitiva, el chandrío ambiental con el que nos ha castigado la Consejera de Medio Ambiente, Isabel Elizalde Arretxea.

La respuesta de sus señorías a la exposición de Gurelur fue desde el respeto y debate por parte de UPN y PSN, hasta la desidia de los grupos que componen el actual Gobierno de Navarra. 

Es curioso y clarificante que los grupos que durante más de 30 años han estado criticando y atacando, muchas veces con razón, la política ambiental de los gobiernos anteriores, ahora aparten la vista para no ver los destrozos, y vean a los ecologistas independientes como algo a ignorar o despreciar. Al final de la sesión Gurelur se ofreció de guía, e invitó a todos los miembros de la comisión a visitar las obras realizadas para ver, in situ, lo realizado y las consecuencias ambientales.