Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 24 de agosto de 2019
  • Actualizado 20:51

Hecho de otra pasta

Si tú como reportero Mariano, y yo de acompañante, saliéramos a la calle, pongamos por caso a la plaza Nueva de Tudela, y preguntásemos a la ciudadanía quién es Pepe Mújica, estoy segura que la respuesta acertada sería escasa.

He leído recientemente una larga entrevista concedida al diario Público con motivo de su retirada como Presidente de Uruguay. Me ha parecido la entrevista más interesante de un político que he tenido la suerte de leer hace muchísimo tiempo. No es fácil escuchar de boca de una persona con gran responsabilidad política tanta cordura, tanta honestidad y, sobre todo, tan imprevisible y lógico en sus respuestas a las preguntas de la entrevistadora.

Sólo traigo algunas de sus sentencias a estas páginas para que ustedes juzguen:

”La justicia está teñida siempre del punto de vista y de los intereses de la clase más fuerte que está dominando en ese momento”. “La justicia es que la gente sepa si yo asesiné, yo asumo públicamente que asesiné”.

“Van a decir que soy pobre, pero mi definición es la de Séneca, pobre es el que necesita mucho”. “La historia no la hacen los grandes hombres, la hacen las grandes causas, es una función colectiva”.

"Mi definición es la de Séneca, pobre es el que necesita mucho"

 

No se puede ser más claro en argumentos políticos y sociales. Ilusiona comprobar tanto apoyo y reconocimiento entre sus ciudadanos, como el que tiene este pequeño hombre en lo físico y tan grande en las ideas. Ideas que ha llevado a cabo durante su mandato como presidente, con sus contradicciones, como él mismo reconoce, pero sin perder la senda de izquierda, las ganas de transformar su país, ponerlo en el mundo, y no renunciar a la utopía.

Me queda una sensación de alivio al leer que se pueden hacer muchas cosas en la gestión de lo público, este gobernante lo ha logrado en gran parte.

No es habitual escuchar de un Presidente de Gobierno reflexiones tan rotundas, cargadas de tanta sensatez e inteligencia. La verdad, no abundan políticos de estas características por estos lares. Pero no renuncio a que en breve plazo tengamos otras personas en responsabilidad de gobierno, que se miren en el espejo de esta forma de hacer política para la mayoría.

Que la justicia es completamente discrecional es evidente, caso reales de la realeza lo dicen a las claras, se imputa a la inútil, como cargo público de la ex-ministra Mato, porque se ha beneficiado de los tejemanejes de su ex-marido y la Borbón no se sentará en el banquillo de acusada por los mismos hechos, con la ayuda inestimable de la fiscalía.

Pero me voy a centrar en esa sentencia de Pepe Mújica, ”Pobre es el que necesita mucho. Esa opinión es tan fundamental que, me parece, es la clave para hacer de un país algo importante, es la clave para valorar otras cosas que no sólo sean lo material, el enriquecimiento a costa de lo que sea. Qué duda cabe que es necesario tener unos salarios dignos para desarrollarse como persona en todos los ámbitos de la vida, pero es mucho más importante que esos ingresos nos permitan tener tiempo para consumir cultura, formar a ciudadanos críticos, poder viajar y comprobar las cosas que nos unen entre diferentes, que son más que las que nos separan. En definitiva, intentar hacer ciudadanos con opinión. Lástima el tiempo perdido durante tantos años en nuestro país. Y este gobernante ha demostrado sobre todo ser un político coherente durante su mandato y hecho de otra pasta.

Por un momento me encantaría ser ciudadana uruguaya.

¡Buen Año 2015 a todo y a todas las personas de bien!

Ana Figueras Castellano

Ex Parlamentaria Foral IU