Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 24 de agosto de 2019
  • Actualizado 19:38

Grecia, nombre de mujer

Grecia, nombre de mujer

No puedo imaginar la situación por la que está pasando en estos momentos la ciudadanía griega, desde que ganó las elecciones la coalición de izquierdas Siryza. Supongo que se estarán batiendo entre la rabia y la esperanza.

Rabia por escuchar tanta indecencia de algunos jefes de gobierno como el del PP de España, que se hace fuerte con los débiles para pedir que se pague la deuda. Y esperanza porque no se puede caer en el desánimo después de lo sufrido para llegar hasta aquí, cuando el pueblo ha perdido el miedo a la dictadura del dinero y porque saben de otros caminos menos brutales para saldar la deuda.

Es obsceno que De Guindos y Rajoy saquen pecho exigiendo a Grecia que pague a España lo prestado y callen sin exigir a los canallas de sus filas que devuelvan lo que han robado, desde los amigos de Bankia hasta los de la Gürtel. Nada que exigir a estos bandidos. Silencio como respuesta. Es más, tiene Rajoy la cara de insinuar que no son de los suyos, ni osa nombrarlos por miedo a verse contaminado.

¿Dónde está la caridad cristiana de estos santurrones? Su actitud hacia Grecia me recuerda la de esos hombres que humillan a sus mujeres, imponiendo su voz para anularlas y demostrarles que ellas no saben nada.

"Maltratan a Grecia, maltratan a Europa"

 

Grecia es una más de la naciones que componen la Vieja Europa. Esa que era referente de valores hasta ayer.

El gobierno griego está demostrando la verdadera naturaleza del buen estadista para con su gente. Sabe de las dificultades y se empeña por buscar una salida honrosa. No quiere maltratar más a su gente, ni humillarla, ni despreciarla. Quiere otorgarles dignidad y respeto. Es indispensable que se gane ese pulso entre lo que los ciudadanos quieren, que lo han mostrado en las urnas, y lo que quieren esos organismos sin rostro y sin respaldo popular que se arrogan el poder de decidir sobre los pueblos.

Los patriotas de aquí y de allí se olvidan de su gente en momentos complicados poniendo a buen recaudo su dinero en paraísos fiscales. Se comportan de igual modo en todas partes. Maltratan a Grecia, nombre de mujer. Maltratan a Europa.