Imprimir

Escritos participantes del concurso 'Me vuelves Lorca: El comercio de Tudela te quiere'

Plaza Nueva | 06 de Febrero de 2019

A continuación os mostramos los textos que hemos ido recibiendo estos días tras anunciar el concurso convocado por la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Tudela, con motivo del día de San Valentín.

 

Quince palabras para un cuento

Entonces ella dijo:
- Me voy a tomar unos días.
Él contestó:
- Tienes toda mi vida.

Juan Andrés Pastor Almendros


El tiempo

"Fue el tiempo que pasaste con tu rosa
lo que la hizo tan importante"

(Antoine de Saint-Exupéry en El Principito)

Montse León Santesteban


Vermú en la Plaza Nueva

Me gustas más que tomar el vermú al sol en la Plaza Nueva 💘

Adriana Cuadrado


Era un día de tantos

Era un día de tantos,
lejos de señaladas  efemérides.
No era abril ni febrero.
Ni era San Valentín ni falta hacía.

Llegaste suavemente
donde el sol es más fuerte que el olvido
y la lluvia purifica nuestros pasos.
Me acogiste sin más
Sin preguntarme
Sin pedirme
Sin jurarme promesas imposibles.

Me acogiste en tus brazos
En tu alma
En tu risa de arroyo transparente.
Así fui campeona de caricias
antes de que supiese que te amaba.
Y te amé para entonces,
para ahora,
para todos los siempres infinitos.

Amando en libertad,
como solo se ama  cuando dos no son uno,
celebro que la vida te pusiera en mi rumbo.

Milagros Rubio 


La historia más bonita

Eres la historia más bonita
que el destino escribió en mi vida.

Raquel Jiménez


Mientras me faltes

Mientras me faltes, te amo. 
No porque quieras,
no porque quiero:
porque te quiero.
Si tener fuera posible 
-siquiera-
si te tuviera,
lloraría: no te amo.

Vicente Catalán Oiz


Vino, amor

Madura te me entregas en racimo
o a plazos de pasión -en grano a grano-
y en el hueco anhelante de mi mano
dibujo el cáliz de tu sed. Te mimo

-caricia en la caricia- y luego primo-
rosamente te labro en el lejano
invierno de sarmientos que, no en vano,
mueren por dar a luz un cielo en limo.

Ya eres mosto en el tálamo de acero
del lagar donde hierve tu sentido
y eres vino de sangre y vida. Luego

yo soy cauce vital, soy tu venero,
continente de tu alto contenido,
boca que espera al fin de tu trasiego.

Pepe Alfaro


San Valentín

Sabes dónde poner tus flechas;
y lo haces por algo.
También sabes cuándo sacarlas;
y lo haces por algo.

Un agujero se abre
al retirar ese dardo,
pretendiendo que lo cierre
quien saltó en ese charco. 

Pero tú nos enseñas que perdón,
aceptación y tiempo,
hacen crecer agua en pleno desierto. 

Mas cuando esa herida sane,
cuando se riegue la semilla
que quedó de ese pasaje,
volverás a vernos de nuevo
con otra flecha;
más brillante, 
más hermosa.

El impacto será sublime.

Solo tenemos que confiar en ti,
San Valentín
y dejarnos sorprender.

Sonia Martínez


El novio más lindo

Tengo al novio más lindo
Aquel que cuando me ve, sonríe
Aquel que me agarra la mano cuando estamos caminando 
Aquel que cuando me abraza es como si no quisiera soltarme nunca.
Aquel que más allá de novio se ha convertido en mi mejor amigo
Aquel que me trata de entender aunque ya no pueda más 
Aquel que me brinda su confianza 
Aquel que me pregunta, cómo estás
Aquel que hace hasta lo imposible por verme sonreír
Aquel que siempre esta ahí cuando más lo necesito
Ése es mi novio, el chico más lindo... 
J.C.H. 16/07/2016 Te amo 

Cristiana Pedriel Rojas


Hay amantes que matan cuanto ignoran

Los gritos de alegría, el alborozo
General, que de abajo sube arriba
Con tanto empuje o fuerza que derriba
O borra la tristeza de este mozo,

Es, pásmese el lector fiel, por el gozo
De que al bachillerato, óbice o criba,
El amor por saber vuelva y lo escriba
Quien, cuando lee a Nietzsche, a ambos yo rozo.

Aunque sea poco útil, pues no enseña
A pensar cuanto hacemos, sino cómo
Somos y a concentrar eso en un tomo,

Hoy la filosofía no desdeña
Más que el grupo o legión que el mal adoran:
Hay amantes que matan cuanto ignoran.

Ángel Sáez García


Frase romántica

Nuestros estudios se enfocaron en llenar nuestros vacíos internos y en mejorar conjunta y progresivamente. Teorías imposibles, nos decían, que funcionaron porque, después de dejar atrás nuestras angustias y cobijarnos en nuestro techo sentimental, lo único que nos importaba era llegar juntos al sarcasmo.

Ana Lourdes Fernández Hernández


Qué buenos recuerdos

Qué buenos recuerdos
Esa noche lluviosa de abril
Que bajo el paraguas me decías
Lo hermoso que sentías por mi.
Ahora en este mes de enero
Te lo dedico yo a ti
Eres el amor de mi vida
Y quiero estar siempre junto a ti.

Ainhoa Nicuesa


Contigo

Contigo para siempre me parece poco tiempo. 😘

Elena Jiménez Reinaldo


San Valentín

En este día tan especial
Como es San Valentín
En vez de comprarte regalo
Deseo dedicarte con cariño
Unas palabras para ti
Eres el amor de mi vida
Y contigo quiero vivir
Todo este tiempo a tu lado
Me estás haciendo muy feliz

Ainhoa Nicuesa


A los 80

Quiero apretar tu mano a los 80 y decir, ¡lo logramos!

Raquel Jiménez


Smile

De sobra sabes
que tu sonrisa me desarma

me deja sin recursos y en el aire

igual que un moscardón atolondrado
que zumba,
bobalicón y vacilante
sin saber para qué sirven sus alas.

Ya ves:
un simple gesto del semblante.

¡Menuda tontería!

Inma Benítez


Cita por San Valentín

El amor es eso que se siente,
se demuestra, se ignora que pueda terminar y que duele cuando se va.

Mari Jose


Amor

Amor,
siento que ya estás cerca.
No me importa cuál sea tu cara,
tu sonrisa o tu olor.

Porque sé que, 
sea como sea,  
va a ser perfecto para mí
y mi Camino. 

No saldré a buscarte,
ni quiero que me busques a mí.

Espérame.
Espérame haciendo todo aquello
que te haga feliz,
feliz de corazón.

Yo haré lo mismo.
Te esperaré haciendo todo aquello
que realmente amo.

Y en ese estado de plenitud,
de amor y de luz,
nos encontraremos.

No te preocupes.
Me reconocerás.
Te reconoceré. 

Sonia Martínez


El día catorce del mes de febrero

El tiempo pasaba necesariamente. Se me deslizaba de manera lenta, casi resignada; casi afirmaría que se reafirmaba obstinadamente, con su legendario y lento pasar. 

Era muy tranquilo aquel tiempo amable; aunque algunos días se direccionaba repetidas veces; pasaba imparable, inmisericorde y maltratador, pero sobre todo, era delirante; casi les diría que era mareante como un musical de variadas formas y sencillos tonos. 

Formas subyugantes que a ella le llegaban a través del cierzo que soplaba quieto aquella mañana tan enamorada de San Valentín. Formas que llegaban a su corazón mientras recordaba, que él estaba allí, muy cercano al rio que la deslumbraba. 

Sobre el horizonte; sobre la Mejana; sobre la alborada que esta vez sí daba para calibrar la larga distancia que les separaba; sobre esa distancia intentó agarrarse a la condición de perfil descalzo que llevaba un tiempo sin abandonar. 

Estaba pensando sobre como andar por aquellas aguas y sentir sus roces; los roces sensuales que tanto le encantan. Como andar consciente por aquellas aguas tan íntimamente unidas al rio que lento pasaba con su caminar. 

Puesta a imaginar, puede imaginarse cómo puede verse; como rodearse de aquellos meandros; cómo describir toda su belleza; cómo transportarse por aquel espacio amplio y definido de los delirantes sueños abismales que se transformaban en el erotismo más subliminal que jamás se ha escrito en sistema Word. 

Puede imaginarse cómo deleitarse desmayadamente con su voz caliente. Cómo andar soñando por el mismo espacio que las otras veces que se enamoraron. 

Es una mañana lenta y armoniosa; casi legendaria. El Ebro está en calma, lleno de esa calma que llevamos dentro los necesitados y necesitadas de esas sensaciones que nunca sabemos cómo reflejar. 

Esas sensaciones las sentía el tiempo de sus aislamientos. Aquella mañana de azules intensos miraba cansada de tanto mirar en las libertades de sus movimientos. 

Las sombras ampliaban las grandes distancias. Los astros radiantes hacían esfuerzos, tremendos esfuerzos para confirmarse. Reinaba el silencio, la calma absoluta. 

Era tan emocionante… …tan sensual aquel silencio… …pero estaba tan lejana a pesar de mis deseos; a pesar de estar allí y de verla caminar en aquella disyuntiva; tan intensa y primitiva, tan hermosa en su cadencia, tan callada y pensativa; que no pude superar el impacto que me dio su figura deslumbrante. 

Era tal su desamparo, tan brutal su desafío, tan tenaz aquel silencio, que aquel sueño que habitaba solitario en mi almohada, no podía separarse ni un centímetro ni nada, de sus lentas soledades. 

Las profundas convicciones que sentí en ese momento se asomaron con vehemencia a las horas encantadas de aquel tiempo contenido que esperaba cielo arriba a que alguien lo alcanzara para hacerle prisionero.

La sentí aquella mañana más lejana que otros días. Sus mejillas encendidas, a pesar de su hermosura, no podían sonreír. 

Me costaba recrear el poder de aquel olor que traía la mañana ese día de Febrero. Me costaba hacer honor a tan bella sinfonía. Su silencio atronador apagaba mis sonidos. 

José Isidro López Fumero


De noviazgos y matrimonios

No te cases con pastor
que huelen a pellejina
cásate con labrador
que huelen a rosa fina

No te cases con pastor
que te llamarán pastora
cásate con labrador 
y te llamarán señora

Entre la mujer y el campo
me tienen aborrecido
la mujer me pare muetas
y el campo lo coge el río

El hombre que nace pobre
que se casa y no es querido
que se muere y se condena
vaya juerga se ha corrido

Arrincónamela
échamela al rincón
si es casada la quiero
si es soltera mejor

Duermen las dos hermanicas
en una cama de alambre
mucho quiero a la chiquita
pero más quiero a la grande

María qué buena estás
dime si puedo tocar
tocar, tocar sí que puedes
pero tendrás que casar

Ya sé que dice tu madre
que para ti yo soy poco
iremos a la chopera
y cortaremos un chopo

Esta mujer está loca
quiere que la quiera yo
que la quiera su marido
que esa es su obligación

Arrímate bailador
arrímate que no pecas
que bailar y no arrimarse
es comer el pan a secas

Deja un sitico en tu cama
salada que entraré yo
las penas que estás pasando
las pasaremos los dos

Todas las noches se va
mi mozo de mala cara
porque no le quiero dar
lo que no me da la gana

Nuestra vida de casado
te la diré en un cantar
de día venga gruñir
de noche venga roncar

El guapo que ha de cantar
en la puerta de mi dama
ha de levantar la voz
que tiene lejos la cama

San Sebastián glorioso
por Dios te pido
que p´al año que viene
tenga marido

No te fíes de los hombres
aunque los veas llorar
que con sus lágrimas dicen
¡qué palos vas a llevar!

Son las seis de la mañana
y a casa aún no he ido
mi mujer anda diciendo
dónde andará este jodido

Ochenta kilos pesaba 
el día que me casé
y los veinte que he perdido
los ha encontrau mi mujer

Cuando una madre se muere
se debería llevar
a los hijos por delante
y al marido por detrás

En dos ocasiones suele 
dar la mujer un respiro:
cuando se afloja el corsé
y cuando se va su marido

No llores mozo no llores
porque te ha dejau la novia
a mí también me ha dejado
y estoy viviendo en la Gloria

¿De qué le sirve a tu madre 
cerrar la puerta el corral
si mai de llevar a su hija
por la puerta principal?

Desde que vino la moda
de echar las suegras al mar
si será mala la mía
que está aprendiendo a nadar

La jodida de mi suegra
dice que yo no trabajo
que se lo pregunte a su hija
cuando la tengo debajo

Aunque tus padres te den
la mula y el macho rojo
no me he de casar contigo
porque eres tuerta de un ojo 

No te enamores morena
de mozo que no ha rondado
que el que no ronda de mozo
ronda después de casado

Me estoy pasando la vida
a dos rejas agarrado
de noche a la de mi novia
de día a la del arado

Si casar fuera p´a un año
para un año o para dos
yo también me casaría
pero para siempre no

Dicen de casar casar
yo también me casaría
si la vida de casado 
fuera como el primer día

El cariño de mi moza
es como agua de tronada
llueve mucho en poco rato
y no se aprovecha nada

Jose Mari Esparza

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/especiales/escritos-participantes-concurso-vuelves-lorca-comercio-tudela-quiere/20190206125251197286.html


© 2019 Plaza Nueva

© LAKARRA Comunicación y Publicidad S.L.
C/ Fuente Canónigos, 3 bajos. 31500 Tudela, Navarra
Teléfono: 948 82 77 66 · Fax: 948 824 620 · WhatsApp: 659 449 853