• Diario Digital | Martes, 11 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 00:45

CINCO VILLAS

Una repetida reclamación para el Centro de Salud de Sádaba

Los alcaldes vuelven a reclamar la declaración de centro de difícil cobertura para el centro de salud de Sádaba.

El Centro de Salud de Sádaba ofrece servicio 24 horas, 365 días del año, al municipio y también a Uncastillo, Biota, Layana y Castiliscar
El Centro de Salud de Sádaba ofrece servicio 24 horas, 365 días del año, al municipio y también a Uncastillo, Biota, Layana y Castiliscar
Una repetida reclamación para el Centro de Salud de Sádaba

Los alcaldes de los municipios de Biota, Castiliscar, Layana, Sádaba y Uncastillo, integrados en el Centro de Salud de Sádaba –perteneciente al área 3--, remitieron la semana pasada a la Consejería de Salud del Gobierno de Aragón una carta en la que manifiestan su “preocupación” ante la falta de personal que se sufre en los últimos meses como consecuencia de la dificultad de poder cubrir las bajas por enfermedad, sustituciones por vacaciones y refuerzos en épocas concretas, al no haber personal que las cubra.

Esta situación se ve agravada, en los últimos días, “por la baja de la profesional que cubre Uncastillo, que unida a la de Biota, obliga a una reducción de las horas de día y de consulta en todos los municipios”, declara el escrito.

El contenido de este documento –del que no se ha tenido todavía contestación—se pondrá de manifiesto en el próximo Consejo de Salud, que se celebrará en Sádaba el 20 de noviembre. 

Esta reivindicación lleva haciéndose un tiempo, “y más teniendo en cuenta la edad avanzada de la población en todos estos municipios”, indica la carta. Un problema que podría solucionarse “fácilmente” si se incluyera Zona Básica de Salud de Sádaba –que congrega el servicio sanitario de este municipio, Alera, Uncastillo, Biota, Layana y Castiliscar—administrado a través del Centro de Salud de Sádaba, se declarara centro de difícil cobertura, puesto que dicho centro ofrece servicio a todas las localidades las 24 horas del día, los 365 días del año.

Apoyo institucional

Para apoyar esta petición, el Consejo de Salud de Sádaba apela a la resolución del 10 de julio del 2017 del Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón para pedir la inclusión del Centro de Salud de Sádaba dentro de los Centros de Salud de Difícil Cobertura, tal y como se ha hecho las zonas que cubre sanitariamente el Sector de Salud de Alcañiz (Cantavieja, Caspe, Maella, Más de las Matas y Valderrobres), Barbastro (Aínsa, Albalate de Cinca, Benabarre, Fraga, etc.), Calatayud (Ariza y Villarroya de la Sierra) y Zaragoza III (Sos del Rey Católico y Herrera de los Navarros), por citar algunos ejemplos.

Los datos del Salud revelan que, en los últimos años, resulta cada vez más difícil cubrir las licencias de los profesionales médicos en cualquier época, un problema que se acrecienta en este entorno cincovillés en el periodo estival, en que la población de las localidades incluidas en la Zona Básica de Sádaba se llega a triplicar.

De paso, se resolvería un problema “que atañe directamente a uno de los principales servicios que demanda la población: el sanitario”, indica la carta. Y “porque no podemos pedir que se luche contra la despoblación cuando en nuestros pueblos se están reduciendo los servicios”, afirman los alcaldes firmantes, apoyándose en los números. 

“Deben estudiar no solo los datos del censo, pero los del censo real del año. No es lo mismo planificar servicios en los pueblos de enero a marzo que en verano, en que las poblaciones se triplican en algunos casos”, apostillan.

Difícil cobertura

Según la resolución del Departamento de Salud del 10 del 2017, efectuado tras el análisis de plantillas sanitarias contabilizadas para la elaboración del Plan Estratégico de Ordenación de Recursos Humanos del Salud, se observó “un déficit claro en algunas especialidades médicas muy significativo”, especialmente, en facultativos especialistas de área, médicos de familia y pediatras de atención primaria”, según refleja la propia resolución.

Para ello, se pidió crear los llamados centros y puestos de difícil cobertura, en los que se establecen diferentes mecanismos que permitan la resolución de los problemas de escasez de personal de manera ágil, aplicando diferentes medidas, como pueden ser: el reconocimiento de méritos a los facultativos, promociones internas, renovación de bolsas de empleo, contratación de profesionales extracomunitarios, flexibilización de jornadas o incentivos, entre otros ejemplos.

El objetivo: dotar de mayor número de facultativos el sistema público de salud y evitar disminución de servicios que perjudican a los usuarios.