• Diario Digital | Viernes, 16 de Noviembre de 2018
  • Actualizado 12:26

Consejos para mantener hábitos más saludables

En gran medida, nuestro estado de salud depende de nosotros mismos.

Nuestro estado de salud depende de nosotros mismos.
Nuestro estado de salud depende de nosotros mismos.
Consejos para mantener hábitos más saludables

En gran medida, nuestro estado de salud depende de nosotros mismos. Para mantener un ritmo de vida saludable es fundamental que sepamos cuidar tres aspectos esenciales de nuestra rutina: la práctica de ejercicio o actividad física de forma regular, el descanso necesario, y la alimentación, de modo que esta sea variada y nos aporte los nutrientes que necesitamos.

Consejos para mantener hábitos saludables y beneficiosos para el organismo

Realiza al menos 30 minutos de actividad física cada día. Realizar actividad física no quiere decir que haya que ir al gimnasio o montarse en una cinta de correr en casa todos los días, pero sí que hay que moverse de una forma u otra, y evitar pasar el día entero sentados en la silla de la oficina, en el asiento del coche o en el sofá. Si la falta de tiempo no te lo pone fácil, aprovechar cualquier ocasión para caminar o subir escaleras puede ser una buena alternativa.

Come 5 veces al día con tranquilidad. Realizar 5 comidas al día (desayuno, a media mañana, almuerzo, merienda y cena), pero las porciones han de ser moderadas, evitando comidas copiosas y abundantes. Procurar que estas comidas incluyan verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevo, carnes y aceites. Y por supuesto, comer con tranquilidad y masticando bien los alimentos antes de ingerirlos. 

Bebe mucha agua. La ingesta de al menos 2 libros de líquido al día es esencial, hablamos de líquidos sin azúcar, pero lo mejor es sustituir cualquier tipo de líquido directamente por agua y no esperar nunca a tener sed.

Toma mucha fruta y verdura. Las frutas y las verduras deberían ser los alimentos protagonistas de nuestra dieta. Lo ideal sería consumir al menos 5 piezas al día, pues se disminuirán considerablemente las posibilidades de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares. 

Mantén tanto la sal como el azúcar bajo mínimos. Bajo mínimos no quiere decir que si se consume un poco no pasa nada, significa que cuanto menos mejor, y si eres capaz de eliminarlos totalmente de tu dieta, tu salud te lo agradecerá. Pero lamentablemente la sociedad en la que vivimos nos lo pone verdaderamente difícil, por no decir imposible, así que hay que tener presente siempre que cuanto menos sal y menos azúcar, mucho mejor. 

Descansa. Independientemente de la actividad física que se haya realizado durante el día, tanto el cuerpo como la mente necesitan descansar entre 7 y 8 horas cada día. Respetar este tiempo es fundamental para mantener nuestro estado de salud físico y mental, y si además, somos capaces de complementar este tiempo de descanso con una siesta de 15 o 20 minutos al mediodía, notaremos que llegaremos al final del día con mucha más energía. 

No fumes. Todo el mundo sabe lo perjudicial que es el tabaco para la salud, aún así, las industrias tabacaleras siguen facturando millones y millones de euros cada año, por lo que resulta necesario continuar haciendo hincapié en todos los efectos nocivos que tiene este hábito sobre nuestro cuerpo.

Fuente: Parafarmacia online Farmadistrict