• Diario Digital | Jueves, 17 de Agosto de 2017
  • Actualizado 21:27

En 20 años se duplicarán las personas que necesitarán tratarse con antialérgicos

Los responsables sanitarios están en pie de alerta. Según los últimos estudios, alrededor de un 30% de la población adulta y un 40% de los jóvenes sufre algún tipo de alergia.

En 20 años se duplicarán las personas que necesitarán tratarse con antialérgicos

Los responsables sanitarios están en pie de alerta. Según los últimos estudios, alrededor de un 30% de la población adulta y un 40% de los jóvenes sufre algún tipo de alergia. Y las cifras crecen año tras año, hasta el punto de que en dos décadas el total de enfermos alérgicos podría llegar a duplicarse. ¿A qué se debe este aumento del número de casos?

La alergia es una respuesta del sistema inmunológico ante substancias, generalmente inocuas, que el cuerpo interpreta como una amenaza. Estamos hablando de alimentos, polen, plantas y otros elementos que al entrar en contacto con el organismo provocan en él una reacción de rechazo inmediata, ya sea en forma de erupción cutánea, estornudos, hinchazón o incluso obstrucción de las vías respiratorias.

 

Causas del aumento de alergias

El incremento de casos de alergia entre la población se está produciendo básicamente en países desarrollados. Esto nos lleva a pensar que existen procesos productivos vinculados a la alimentación y a la industria que están afectando directamente a la salud de las personas. No hay más que ver que en los países pobres, donde los alimentos escasean y hay poca o nula actividad industrial, la prevalencia de la enfermedad es mucho menor.

¿Qué factores influyen en el aumento de casos?

  • Factores genéticos

Como en la mayoría de enfermedades, la genética juega un papel destacado en la aparición de este trastorno. Los niños con padre o madre alérgicos tienen mayor probabilidad de desarrollar la afección. Pero esta variable por sí sola no explicaría el aumento de casos.

  • Factores ambientales

El clima está cambiando de forma preocupante en todo el planeta. La temperatura aumenta progresivamente y las estaciones ya no presentan las diferencias tan marcadas que observábamos antaño. La primavera, por ejemplo, tiende a adelantarse, con lo que se incrementa y alarga la producción de polen, uno de los alérgenos más potentes.

Las emisiones de las industrias también repercuten en el aumento de casos de alergias. En zonas donde existe un nivel de contaminación alto, la prevalencia de la enfermedad es mayor.

  • Alimentación

La industrialización ha introducido cambios muy significativos en el ámbito alimentario. Los alimentos procesados, en los que abundan las sustancias químicas, inundan desde hace años el mercado y podrían tener un grado de responsabilidad en el aumento de las alergias. Aunque los especialistas inciden en la necesidad de llevar una dieta sana basada en productos naturales, lo cierto es que los alimentos procesados siguen teniendo una enorme aceptación entre la población.
 

 ¿Cómo combatir las alergias?

El tratamiento tradicional para combatir las alergias es el uso de corticoides o antihistamínicos. Sin embargo, existen en el mercado otros productos antialérgicos que ofrecen muy buenos resultados y que no presentan los inconvenientes y efectos secundarios de la farmacología clásica.

Uno de los tratamientos más recomendados es la inmunoterapia, también conocida como la "vacuna para la alergia". El método consiste en administrar al paciente la misma sustancia que le provoca el rechazo, pero a dosis muy bajas, de manera que el organismo aumenta su nivel tolerancia y acaba convirtiéndose en inmune.

Otros antialérgicos útiles son los broncodilatadores y los descongestivos nasales. Sea cual sea el tratamiento, deberá ser supervisado por un médico especialista, que es el que sabrá prescribir el medicamento más adecuado para cada caso.