Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 24 de julio de 2019
  • Actualizado 06:18

MODA

Ven te invito a mi pasarela...

Como transformar conceptos sociales, oníricos e incluso históricos en la creación de prendas. Ahí está la verdadera magia.

Ven te invito a mi pasarela...
Ven te invito a mi pasarela...
Ven te invito a mi pasarela...

A mi modo de entender la moda, la pasarela es un escenario, las modelos figurantes y la ropa la obra. Y no, no es para ir a comprar el pan, por lo visto, para sorpresa de muchos. Dejemos esta expresión ya, vamos a leer la pasarela como se merece.

Preparar una colección para pasarela está lleno de matices, pero el que más destacaría es el creativo, el nacimiento de esta gran obra. Como transformar conceptos sociales, oníricos e incluso históricos en la creación de prendas. Ahí está la verdadera magia. En la primavera del 93, Marc Jacobs sacó para Perry Ellis una colección inspirada en el grunge, subió la calle a la pasarela, no buscaba la belleza, ponía sobre la 'mesa' el momento sociocultural que estábamos viviendo. Galliano realizó para Dior la primavera-verano 2006, una bravísima obra inspirada en la Revolución Francesa, contando ese desgarro, angustia y empoderamiento “solo” con ropa, o Alexander McQueen, con su obra postuma, invierno 10/11, donde el onirismo se mezcla con el arte bizantino, pinturas del bosco y unos patrones arquitectónicos. Este genio fué tildado en ocasiones por algunos “expertos en moda” de afear la pasarela.Y como reseña actual, la colección de primavera-verano 2019 de Gucci, que transparenta el desencanto y el esperpento, que en cierto modo, estamos viviendo. 

Yo personalmente, siempre busco la belleza, mis pintores favoritos son los impresionistas y en la música busco “el buen rollito”, pero a veces la belleza está en la arruga, y hay que saber interpretarla. 

De la pasarela, salen las tendencias, los pantones más repetidos, los cortes,los talles, los prints, deportivas o tacones...en fin, la ropa que idearán el resto de diseñadores inspirandose en estas obras y saldrá por fin, la ropa que tanto asiamos para ir comprar el pan.

Ven te invito a mi pasarela... Jéssica Cañas.jpg