• Diario Digital | Martes, 23 de Octubre de 2018
  • Actualizado 02:34

LISBOA

Todo lo que debes saber para viajar a Lisboa

La capital de Portugal es una ciudad ideal para una escapada veraniega, debido principalmente a su relativa proximidad con Tudela.

Lisboa
Lisboa
Todo lo que debes saber para viajar a Lisboa

Con la llegada del verano muchos tudelanos preparan sus maletas para disfrutar de unos merecidos días de vacaciones. Sin embargo, una gran parte de la población aún no ha decidido cuál será su próximo destino durante el periodo estival. La respuesta para todos estos viajeros indecisos se encuentra dentro de la propia Península Ibérica, Lisboa. La capital de Portugal es una ciudad ideal para una escapada veraniega, debido principalmente a su relativa proximidad con Tudela. Entre sus principales atractivos se encuentran un rico patrimonio cultural, una gastronomía deliciosa y una vida nocturna envidiable con la cual disfrutar de unas maravillosas noches de verano. A continuación, te proponemos qué visitar en Lisboa para que descubráis todos los rincones de la capital portuguesa.

El mejor medio de transporte para viajar a Lisboa es el avión, aunque los amantes de la carretera siempre tienen la opción de ir en coche. Por suerte para los tudelanos, Madrid se encuentra a poco más de tres horas de trayecto en coche desde Tudela y el recorrido merece la pena para salir del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con rumbo a la ciudad lusa. La cercanía entre ambos países hace que en un abrir y cerrar de ojos se llegue a Portugal para disfrutar de unos días de vacaciones inolvidables.

El Barrio de Belem

Lisboa se encuentra dividida en varios barrios con espíritus diferenciados y únicos que componen un puzle mágico que enamora a cualquier viajero. Ubicado a cinco kilómetros del centro histórico de la ciudad, el Barrio de Belem es uno de los principales atractivos de la capital portuguesa por monumentos históricos como el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Barrio de la Alfama

Situado entre el Castillo de San Jorge y la orilla del Río Tajo, el Barrio de Alfama es el más antiguo de Lisboa y uno de los principales supervivientes del gran terremoto que sufrió la ciudad el 1 de noviembre de 1755. La esencia lisboeta se concentra en sus calles empedradas con cuestas y escaleras en las que la ropa tendida es un icono más del paisaje. Un lugar mágico en el que merece la pena perderse por sus rincones y descubrir sitios únicos para sumergirse entre las costumbres de los habitantes de este humilde enclave.

En sus calles se pueden encontrar edificios históricos y emblemáticos como la Catedral de Lisboa. Este templo de origen románico es uno de los pocos supervivientes al terremoto de 1755, aunque por ese mismo motivo ha sido restaurada en varias ocasiones posteriores. La construcción de la iglesia comenzó a mediados del siglo XII y es actualmente es una de las visitas imprescindibles en cualquier viaje a la ciudad lusa.

El barrio del Chiado

Ubicado entre los barrios de La Baixa y el Barrio Alto, el Chiado es uno de los lugares más bohemios y elegantes de Lisboa. Sus cafeterías, librerías y museos son los principales representantes del estilo intelectual que recorre las calles de este barrio, donde desde finales del siglo XIX e inicios del XX se reunían algunos de los principales escritores y otros artistas lisboetas de la época.

Un lugar que forma parte de la Lisboa más romántica y que en la madrugada del 25 de agosto de 1988 fue protagonista de uno de los incendios más importantes de la historia de la ciudad. Por suerte, en la actualidad es uno de los sitios más icónicos de la capital portuguesa y entre sus calles se encuentran edificios increíbles como el Convento do Carmo. Este antiguo templo gótico fue derruido durante el terremoto que sacudió la ciudad en 1755 y actualmente alberga un pequeño museo arqueológico.