Plaza Nueva

  • Diario Digital | Martes, 21 de Mayo de 2019
  • Actualizado 17:37

Reciclando más se protege el medio ambiente

Reciclando más se protege el medio ambiente

Hace unos días Oscar Martín de Ecoembes, se refería al reciclaje como una cuestión de civismo, responsabilidad y cultura. Al fin y al cabo es lo que se pretende inculcar a las nuevas generaciones que ya están creciendo bajo el paraguas de la necesidad de cuidar el planeta y respetar el entorno, una labor por la que Ecoembes, la organización que se encarga del reciclaje de envases domésticos en España, lleva trabajando desde hace casi dos décadas.

De hecho, hace poco se que celebraba la Semana Europea de Prevención de Residuos, donde se incluyen las 3Rs básicas: reducir, reciclar, reutilizar. Cada año la Semana Europea de Prevención de Residuos se centra en una temática, en torno a la cual, giran todas las actuaciones y actividades de los municipios y organizaciones que se adhieren. El de esta edición ha sido: “Prevención de residuos de envases: ¡utiliza menos envases!”.

Es una reflexión, ¿de verdad necesitamos tantos envases? No hay más que darse una vuelta y mirar a nuestro alrededor para pensar que, de muchos, podríamos prescindir y que, en muchos casos, la I+D está haciendo su trabajo para convertirlos en más sostenibles, reutilizando recursos y fomentando esa economía circular que, lentamente, se está implantando en los últimos tiempos.

También están surgiendo muchos negocios que vuelven a los productos a granel, desde las legumbres de siempre hasta productos de limpieza e higiene personal y que obligan a que el consumidor se haga con envases que puedan servirles de una vez para otra.

Los datos de reciclaje han mejorado notoriamente en los últimos años, llegando a cifras, según Ecoembes, del 74,8%, gracias a la colaboración de todos.

La gestión de los residuos, la prevención del reciclaje, se ha de llevar desde una perspectiva de colaboración público-privada y de forma transversal, implicando a todos los agentes, desde los más pequeños hasta mayores, en la Administración y en la empresa privada.

Acciones como la transformación de los contenedores de reciclaje con concursos de diseño, el proyecto de la Música del Reciclaje que conjuga la inclusión social con los valores medioambientales, los campeonatos entre municipios o aplicaciones listas para descargar y aprender en qué contenedor se tira cada cosa, son acciones encaminadas a generar esa cultura de reciclaje y respeto al medio ambiente, tan necesaria e importante.

Porque, ¿sabemos cuánto tarda en degradarse el plástico o toda la energía que se requiere para fabricarlo? ¿Sabemos qué ocurre en los mares? Decían, a principios de año, que, de seguir así, en los océanos habría más plástico que peces.

Está en nuestro mano que esto no suceda, simplemente hay que cambiar de hábitos, porque no se puede cambiar de planeta. No es demagogia, el cambio climático está ahí, ahora que ya se ha terminado la Cumbre en Marrakech, comienza la acción. Son las administraciones quienes marcan la hoja de ruta, pero todos tenemos nuestra misión que cumplir, nuestra responsabilidad en hacer lo que esté en nuestra mano para reducir la contaminación que generamos, nuestra huella ecológica, porque cuando se trata del medio ambiente.