• Diario Digital | Miércoles, 15 de Agosto de 2018
  • Actualizado 08:38

MADRID

Guía para viajar a Madrid

Madrid es una ciudad que cada año atrae a más personas, tanto internacionales como nacionales, debido al gran número de actividad cultural que presenta.

Madrid
Madrid
Guía para viajar a Madrid

Madrid es una ciudad que cada año atrae a más personas, tanto internacionales como nacionales, debido al gran número de actividad cultural que presenta. Por ejemplo, el Rey León que lleva en Gran Vía ya más de 6 años, sigue recibiendo multitud de espectadores procedentes de todos los rincones de España  y Europa que intentan aprovechar al máximo el fin de semana, así que para ellos va esta serie de consejos para poder ver Madrid en 3 días.

Aunque muchos dividen la ciudad por las líneas de colores que marca el metro, uno de los mejores a nivel de Europa, en tecnología, frecuencia y limpieza, lo cierto es que a veces se tarda mucho menos de lo que se pensaba en hacer el recorrido a pie, aunque en los meses de verano es imprescindible armarse de un abanico, una gorra y una botella de agua bien fresquita para poder soportar el calor que da el asfalto.

Día 1: Se puede comenzar la ruta a los pies de Gran Vía, dejando atrás la Estatua de Cibeles. Subir y contemplar los edificios señoriales que se encuentran en esta calle y encontrarse con el histórico de Sweeps a lo lejos. Aquel que señalaba el futuro y que es más presente que nunca.

Antes de continuar bajando hasta Callao, se puede girar por la calle de la Montera para tropezarse con el Oso y el Madroño (mucho más pequeño de lo que una persona siempre habría imaginado) y llegar a Sol, desde donde se hacen las campanadas cada año. Entrando por calle Mayor y girando a la izquierda, se llegará hasta la Plaza, donde se tendrá la ocasión de comer los bocadillos de calamares más famosos de la ciudad. Luego, se podrá pasear por la calle Arenal hasta los jardines del Palacio de Oriente y visitar también la Catedral de la Almudena. Por la noche, no te pierdas los bares de La Latina y sus tapas de la Cava Alta y Baja.

Día 2: Día de Museos. Si hay algo por lo que destaca Madrid es por la concentración de sus museos en el Paseo del Prado, al que llaman triángulo del arte, entre el Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía. Todos hay que verlos, así que, tranquilidad. Luego, cuando acabes, podrás ir a tomar algo por la Calle Huertas, en el Barrio de las Letras o, si acabas en el Reina Sofía, por la calle Argumosa, llena de terrazas en el barrio multicultural de Lavapiés.

Día 3: Día de tiendas. La Puerta de Alcalá a la izquierda es la antesala de la famosa Milla de Oro. Ya las terrazas de la Plaza de la Independencia dan una pista. La calle Serrano hasta Goya y Claudio Coello, aglutinan las marcas más internacionales y con gran reputación, donde podrás encontrar la moda más exclusiva. Al otro lado de la Puerta de Alcalá, en cambio, se encuentra el Retiro, uno de los parques más grandes de Madrid donde podrás respirar aire puro y coger una barca en su lago. Por la noche, sin olvidar pasar por Platea, el mercado que se encuentra en Colón, puedes recordar los años de la movida en Malasaña, salir por el ambiente de Chueca o frecuentar las discotecas exclusivas del Barrio de Salamanca.