Plaza Nueva

  • Diario Digital | Martes, 18 de Junio de 2019
  • Actualizado 05:38

¿Cuál es la mejor profesión del mundo?

Para decidir cuál es la mejor profesión del mundo es imprescindible determinar primero qué es lo que hace que un trabajo sea bueno.

¿Cuál es la mejor profesión del mundo?
¿Cuál es la mejor profesión del mundo?
¿Cuál es la mejor profesión del mundo?

Para decidir cuál es la mejor profesión del mundo es imprescindible determinar primero qué es lo que hace que un trabajo sea bueno. Las razones serán distintas para todo el mundo, no solo porque cada persona tiene gustos y preferencias diferentes, sino también porque cada uno de nosotros tiene unas necesidades concretas en cada momento de su vida. Así, lo que para ti puede ser el mejor trabajo del mundo, para otro será más bien una pesadilla.

En términos generales, podríamos estar de acuerdo en afirmar que un elemento que determina que una profesión es buena es si le acompaña un salario también bueno. Además, se necesita trabajar en unas condiciones más que decentes y para una compañía que respete tus derechos. Otros priorizarán su vocación, que supongan un reto, mientras que otros pensarán que el mejor trabajo del mundo es aquel en el que menos se trabaja y el que más fácil de realizar es.

Las profesiones más glamurosas son también las más valoradas del mundo, aquellas que parecen un sueño. Muchas de ellas están incluidas en la lista de a continuación, aunque no siempre es oro todo lo que reluce. No te pierdas seis de las profesiones mejor consideradas del mundo. Quizás entre ellas no está aquella con la que tu siempre has soñado, pero seguro que en algún momento has envidiado aquellos que han convertido su pasión en su modo de vida.

Actor de Hollywood

Pocas profesiones superan al glamour de las estrellas de Hollywood. Alfombras rojas, entregas de premios, sesiones fotográficas, mansiones espectaculares, viajes al paraíso, coches de alta gama...No hay nada que rodee a los actores y actrices de la gran pantalla que no grite lujo por los cuatro costados.

O al menos esto es lo que siempre nos han tratado de vender. Sí, ser un intérprete cosechado por los mejores directores y productores del mundo tiene muchas ventajas (entre ellas los salarios multimillonarios), pero no todo es color de rosa. Tener poca vida privada y ser constantemente analizados por el ojo público ciertamente no será del agrado de todo el mundo.

Estrella de la música

El mismo glamour asociado con los actores de Hollywood puede extrapolarse a la vida de cantantes tan conocidas como Lady Gaga o Taylor Swift. Pero ellas tampoco pueden escapar el escrutinio constante en los medios y las redes sociales, y esto supone un nivel de presión que no todo el mundo es capaz de soportar.

Ahora bien, si tu pasión ha sido siempre la música, te pasas el día cantando y sueñas con subirte al escenario y enamorar al público con tu voz, quizás le veas más pros que contras a eso de ser un cantante profesional. Recomendamos, eso sí, rebajar un poco las aspiraciones. No todos podemos ser Beyoncé.

Deportista de élite

Ser un deportista de primera categoría parece tener también muchas ventajas. Quienes lo consiguen suelen ser personas que siempre habían vivido ese deporte con mucha pasión. Seguramente habían soñado en inumerables ocasiones poder dedicarse profesionalmente a su afición y, con mucho esfuerzo y talento, finalmente lo consiguieron.

No es nada fácil llegar a la élite del deporte, pero a qué deportista no le gusta un reto. Mantenerse en lo más alto también es complicado, tanto por una cuestión física como por la presión mediática, de la afición y en ocasiones familiar que deben soportar los atletas. La bajada después del éxito es también dura.

Escalera de Jacob

Jugador de póquer

Existe otra profesión también relacionada con el glamour y la posibilidad de hacer mucho dinero pero que tiene la ventaja en el que la practica de no tener esa vida personal tan expuesta en los medios como en el caso de los cantantes, actores y deportistas de primera línea. Nos referimos a los jugadores de póquer.

Llegar a ser un profesional del popular juego de cartas, ya sea en torneos en vivo o póquer online, no es nada fácil. Hay que ser uno de los mejores, y ello significa trabajar muy duro (incluso practicar a diario unas 12 horas sin parar). Solo así se conseguirá desarrollar las habilidades analíticas y estratégicas que se necesitan.

Guardián de islas privadas

Sí, lo has leído bien. Hay quien tiene la suerte de vivir todo el año en una isla privada a cambio de un sueldo que puede llegar a superar los 100.000 dólares anuales. Tu única preocupación será asegurar que nadie ponga un pie en la propiedad de tu jefe multimillonario y que todo está en orden cuando venga de vacaciones.

Quien sabe, quizás sea la manera de luchar contra aquellos piratas que imaginabas derrotar cuando eras pequeño. Ten en cuenta, eso sí, que no es la profesión ideal para los amantes de las multitudes. Puedes llegar a cansarte de ver las mismas caras (si es que no eres el único trabajador de la isla) cada día.

Probador profesional

Cuando de pequeños nos preguntan qué queremos ser de mayores, solemos pensar en profesiones como maestro, bombero, futbolista, cantante o médico. Son pocos los que piensan que, de adulto, no hay nada mejor que volver a vivir como un niño y con la única preocupación de pasarlo bien.

Aunque pueda no parecerlo, esto es posible hacerlo mientras trabajas y te ganas un sueldo anual bastante decente. Solo necesitarás encontrar una oferta de probador de camas o de probador de atracciones. Entonces ya podrás hacer lo que más te gusta (dormir y subir a montañas rusas) y ganarte la vida con ello.