• Diario Digital | Lunes, 10 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 21:00

EN LA RED

Aplicaciones de uso diario que podemos usar en Linux

Hoy día todavía hay muchos usuarios que consideran que Linux es un sistema operativo muy limitado en cuanto a disponibilidad de software.

Aplicaciones de uso diario que podemos usar en Linux

Hoy día todavía hay muchos usuarios, especialmente los acostumbrados a usar Windows, que consideran que Linux es un sistema operativo muy limitado en cuanto a disponibilidad de software, algo que ha cambiado sustancialmente en los últimos tiempos.

Para empezar diremos que la mayoría de las distribuciones de Linux incluyen el navegador Mozilla Firefox como predeterminado, aunque Google también ofrece una versión oficial de Chrome para Linux, o podemos decantarnos por una versión de código abierto llamada Chromium. Además, en estos momentos casi todo lo que hay podemos usar desde el navegador web, debería funcionar en Linux, donde podemos incluir la plataforma Netflix tanto en Firefox como en Chrome para este sistema operativo gracias a la compatibilidad añadida con su DRM.

Por ejemplo, aunque Microsoft no ofrece Office, las distros suelen incluir LibreOffice en su lugar, o podemos usar Office Online en un navegador. Lo mismo pasa con Photoshop de Adobe, pero podemos echar mano del editor de imágenes GIMP, o de otros programas más sencillos como el gestor de fotos Shotwell o el editor de vídeo PiTiVi. iTunes de Apple tampoco está disponible, pero disponemos de otros centros multimedia como Rhythmbox incluida en Ubuntu, entre otras.

En lo que se refiere al correo electrónico, aunque no contamos con Microsoft Outlook, siempre podemos usar Mozilla Thunderbird, por ejemplo.

Eso sí, podremos usar otras apps tan populares como el reproductor multimedia VLC o el programa de máquina virtual VirtualBox. De todos modos, los entornos de escritorio Linux vienen con una buena colección de software donde encontramos un gestor de archivos, visor de PDF, editor de textos, reproductor de vídeo, etc. Pero no podemos olvidar algunos de los habituales de Windows como Spotify, Skype o Slack, que ya están disponibles para Linux.

Con todo y con ello también tendremos la posibilidad de echar mano de Wine para ejecutar aplicaciones de Windows, ya que es una capa de compatibilidad de código abierto para las API del sistema de Microsoft.