Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 20 de agosto de 2019
  • Actualizado 11:28

ESPAÑA

Cambios en la velocidad permitida de nuestras carreteras

El objetivo principal es reducir la siniestralidad en estas vías, en las que el año pasado murieron 24 personas en la Comunidad Foral.

Nuevos límites de velocidad
Nuevos límites de velocidad
Cambios en la velocidad permitida de nuestras carreteras

Esta semana ha entrado en vigor la modificación del artículo 48 del Reglamento General de Circulación referido a los límites de velocidad en las carreteras convencionales. Dicha modificación suprime los diferentes límites de velocidad actuales (90 y 100 km/h para turismos y motocicletas en función del tamaño del arcén) y establece una limitación general de 90 km/h. Asimismo, se uniformiza la velocidad de los camiones en carreteras a 80 km/h, límite que es común en la gran mayoría de los países de la Unión Europea. Mientras que, en el caso de los autobuses, la limitación genérica es de 90 km/h debido a la baja siniestralidad continuada de este tipo de vehículos.

Dicha medida afecta en Navarra a 3.454 de los 3.860 kilómetros de la red viaria. Son los que corresponden a carreteras  de una sola calzada. A tal efecto, el Gobierno foral, titular de la práctica totalidad de estas vías, ya ha procedido a la retirada de más de un centenar de señales con los antiguos límites de velocidad.

De hecho, la modificación fue aprobada en Consejo de Ministros el pasado 28 de diciembre y publicada en el BOE un día después, pero su entrada en vigor se pospuso un mes para que hubiera tiempo de realizar el cambio de señales en las carreteras convencionales. 

El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha explicado hoy la entrada en vigor de la reforma. Lo ha hecho acompañado de la jefa provincial de Tráfico en Navarra, Belén Santamaría y del jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la Comunidad foral, el comandante Agustín Aznárez.

El triple objetivo de la medida

El fin principal es reducir la siniestralidad vial y cumplir el objetivo marcado en la estrategia de Seguridad Vial 2011-2010 de bajar a 37 la tasa de fallecidos en accidente de tráfico por millón de habitantes. En 2017 dicha tasa fue de 39 en el conjunto de España. Las carreteras convencionales son las vías con mayores índices de siniestralidad. 7 de cada 10 accidentes con víctimas tienen lugar en dichas carreteras, en las que cada año fallece en torno al millar de personas. Además, la velocidad inadecuada es la causa concurrente en el 20 por ciento de los accidentes de tráfico.

Cabe recordar también que la mayoría de los países de la Unión Europea ha ido adoptando medidas de reducción de las limitaciones de velocidad en aquellas vías en las que no hay separación física de dos sentidos. La tendencia mayoritaria es la limitación a 90 km/h, aunque algunos estados la han rebajado a los 80 km/h.

Un segundo objetivo es la reducción de la diferencia de velocidad entre vehículos de transporte de viajeros y mercancías respecto de los turismos. Según diferentes estudios, los vehículos que circulan a velocidades dispares de la media de la vía, como pueden ser los camiones en relación a coches y motos, son más susceptibles de provocar un accidente, con una probabilidad 6 veces mayor que si estos vehículos circularan a la media del resto. Del mismo modo, velocidades de circulación más homogéneas favorecen la fluidez del tráfico.

Un tercer objetivo es avanzar hacia un “sistema seguro vial”, que consiste en tratar de minimizar las consecuencias negativas de un potencial accidente. Si se reduce la velocidad, es de esperar que el impacto en caso de siniestro sea menor.

Aumenta la siniestralidad en las carreteras navarras

De acuerdo con los datos del “Balance de seguridad vial 2018” de la Dirección General de Tráfico, el año se cerró en Navarra con 24 accidentes mortales en vías interurbanas que dejaron un total de 28 fallecidos, 13 más que en 2017.

El 86 por ciento de los siniestros se concentró en las carreteras convencionales, donde murieron 24 personas, 10 más que el año anterior. 9 de los fallecidos lo fueron a causa de colisión frontal, 8 por salida de vía, 5 por colisión lateral y 2 por atropello a peatón.

En vías de gran capacidad murieron 4 personas, 3 más que en 2017. Mientras que en vías urbanas se registraron 5 fallecidos, 6 menos que el año anterior.

Accidente en Cadreita