• Diario Digital | Martes, 25 de Septiembre de 2018
  • Actualizado 01:47

RIBAFORADA

Nuevo espacio verde para Ribaforada

Para el próximo año contarán con el 'Parque Mirador de las Bardenas'.

Así será el Mirador de las Bardenas
Así será el Mirador de las Bardenas
Nuevo espacio verde para Ribaforada

El proyecto supondrá una inversión de 152.630 euros, y cuenta con una subvención de 27.651 euros procedentes de la convocatoria de “Ayudas para la Comarca de la Ribera de Navarra de la Medida M19 (Desarrollo Local Participativo - LEADER)” del Consorcio EDER, y con 20.000 euros de la “convocatoria de subvenciones a entidades locales para la ejecución de proyectos de inversión de las Agendas Locales 21”. El resto será con cargo al superávit presupuestario de 2017, inversiones financieramente sostenibles.

Con el fin de crear un espacio público acorde con las necesidades de la población de Ribaforada, se plantea la realización de un parque urbano de gran valor paisajístico que cuente con diferentes zonas y usos, sin olvidar dónde está, y, por ende, aprovechar la existencia del canal Imperial de Aragón a sus pies; la zona de las “aguas verdes” y toda la llanura aluvial del río Ebro con sus parcelas agrícolas; y con las Bardenas Reales al fondo.

La propuesta pretende ser una prolongación de la trama urbana existente y mejorar en la medida de lo posible las condiciones de accesibilidad y movilidad; que suponga un tránsito de lo urbano a lo natural coherente, aprovechando el valor paisajístico actual del pinar que ocupa parte de la parcela y la contigua. El programa de necesidades surge gracias, en parte, a la ubicación y a los requerimientos de la población y pretende convertirse en una referencia paisajística al mismo tiempo que una zona de uso cotidiano para los habitantes y visitantes del municipio.

Desde la calle Avenida de la Diputación, se realiza el acceso al parque a través de una plataforma a nivel que da la bienvenida a la plaza más urbana del parque, generando un espacio intermedio entre el pueblo y el parque, y perteneciendo a ambos lados, invitando a adentrarse hacia el interior del territorio natural. Esto supondrá una modificación de la calzada y aceras existentes en el tramo que la intervención discurre en plataforma única. De este modo se mejora la movilidad en el entorno ya que la acera existente pasará a formar parte del parque y evitando las barreras arquitectónicas que suponen los cambios de nivel entre la acera y la calzada.

El parque contará con distintas zonas pensadas para los diferentes públicos, teniendo desde una zona de juego para niños, áreas verdes, zonas de descanso general y de paseo, y áreas de juego y ejercicio para personas mayores. El área destinada para juegos infantiles estará protegida en todo su perímetro por franjas de vegetación arbustiva, y se conectará con la plaza por un mínimo paso evitando que los más pequeños estén en contacto directo con vehículos que puedan acceder a la calle Buenos Aires.

En las zonas de descanso se plantarán ejemplares de árboles propios del clima que generen sombra y sean atractivos, y se intentará mantener el carácter de pinar de replantación en determinados sectores, para marcar los distintos usos y para proteger del sol y de los vientos predominantes. En la zona suroeste del parque se creará una barrera vegetal densa que minimice los impactos visuales, acústicos y de calidad del parque. 

El paseo-mirador ubicado en el margen noreste del parque, irá paralelo al talud para aprovechar las vistas al paisaje en determinados claros que se presentan en la vegetación de la ladera, a modo de ventana; y acabará en un mirador de 180º hacia la zona de las “aguas verdes”, el canal imperial, los campos de la huerta y la Bardena.

La trama de caminos principales y secundarios que recorren el parque serán lo más sostenibles posible, utilizando pavimentos naturales, drenantes y de bajo mantenimiento, que mantengan el carácter natural de la zona, exceptuando el recorrido peatonal accesible que abarca el paseo-mirador que se construirá de hormigón. Se creará un sistema de iluminación adecuado que permita el uso de determinadas zonas durante todo el día, y evite el de otras zonas.

Todos los detalles del proyecto se dieron a conocer en una reunión informativa celebrada en la Casa de Cultura con los técnicos redactores del proyecto, la arquitecta Sara Catalán Sesma y el Ingeniero Forestal José Luis Martínez Dachary, donde además se recibieron aportaciones e ideas para completar el proyecto y aprovechar los espacios que van a generarse en este nuevo parque “Mirador de las Bardenas”. Este nuevo espacio se prevé que esté finalizado antes del 31 de diciembre, ya que en enero de 2019 está previsto el inicio de las obras del nuevo Instituto de ESO para los municipios de Cabanillas, Fustiñana y Ribaforada.