Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 16 de julio de 2019
  • Actualizado 14:50

La huella medioambiental en empresas y particulares

La huella ecológica es un indicador que mide la sostenibilidad por ciudadano o empresa, en concreto, mide el impacto que nuestra manera de vivir tiene sobre el planeta.

La huella medioambiental en empresas y particulares
La huella medioambiental en empresas y particulares
La huella medioambiental en empresas y particulares

¿Qué es eso la huella ecológica o medioambiental? La huella ecológica es un indicador que mide la sostenibilidad por ciudadano o empresa, en concreto, mide el impacto que nuestra manera de vivir tiene sobre el planeta. Por eso sabemos que se utiliza para conseguir información sobre cómo evolucionará la sostenibilidad mirando hacia el futuro. Así, si fuese necesario, se podrían buscan soluciones a los problemas planteados para conseguir mejorar la sostenibilidad de todo un planeta.

¿Cómo se mide la huella ecológica?

La huella ecológica se mide, normalmente, poniendo el práctica la siguiente fórmula:

            - consumo aparente = producción - exportación + importación 

Más tarde lo que se hace es transformar ese consumo que se conoce como aparente en superficie productiva. La fórmula se vería de la siguiente manera:

            - huella ecológica = consumo aparente / productividad

Generalmente, la huella ecológica se expresa en hectáreas divididas por habitantes durante un período de un año entero.

La población española aumenta cada vez más rápido, como lo hace en el resto del mundo. Y cada vez más necesitamos mayor superficie del planeta para cumplir con todas nuestras necesidades, hipotéticamente hablando. Por lo que si esa regla se cumpliera, tendiendo en cuenta el número de personas que hay en este país, se necesitaría una superficie equivalente a la de cinco veces la tierra para satisfacer las necesidades de todos. 

¿Cómo podemos reducir nuestra huella ecológica?

Tanto Gobiernos como empresas están poniendo en marcha, desde hace ya algunos años, ciertas medidas y políticas para reducir esa huella ecológica. 

Las empresas están mucho más conciencias ahora con el medio ambiente de lo que lo estaban hace algunos años. Muchos negocios ya han empezado a promover el uso del vehículo compartido entre sus trabajadores, o han conseguido reducir el impacto medioambiental durante sus jornadas laborales de producción, entre otros importantes cambios. Por ello, lo mejor a la hora de contratar cualquier servicio es evaluar todas las características del mismo, así como sus maneras de trabajar. 

Contratar una empresa especializada en un sector será mucho más adecuado en estos casos porque, además de que serán especialistas en el área que traten, sabrán con determinación quées aquello de lo que cojeaban en cuanto a protección medioambiental, pudiendo hacer cambios de manera más rápida. 

Estas mejoras pueden ahora verse reflejadas en los distintosestudios de impacto ambiental en los que se certifica al buen trabajo llevado a cabo por empresas, particulares y órganos de gobierno oficiales. En este sentido, empresas como CA&CCA ingeniería Valencia son las que se encargan de llevar a cabo estos estudios.

Nosotros, como particulares, podemosllevar a cabo pequeños gestos que ayudan, como por ejemplo el uso del transporte público o la conducción de vehículos eléctricos. Debemos saber que las principales emisiones de CO2 por parte de las personas que viven en las ciudades es a través de vehículos que hacen uso de combustibles fósiles, altamente contaminantes. Hablamos de transporte público, pero también es muy buena idea para moverse por ciudad hacer uso de la bicicleta. Es un medio de transporte muy asequible y con ella ayudamos a reducir, entre otras cosas, los atascos por la mañana cuando todos nos dirigimos al trabajo.

Otra cosa que nosotros podemos hacer en nuestros hogares es usar de manera racional la calefacción o los distintos aparatos eléctricos porque consumen mucha más energía, y eso lo que conlleva son más emisiones de gases que aumentan el efecto invernadero. Lo mejor es plantarse y aislar la vivienda para utilizar menos energía y conseguir una temperatura estable.

Por otra parte, los alimentos que consumimos también dejan una huella ecológica. Y es que debemos consumir alimentos de manera responsable, es decir, tener en cuenta que todos los alimentos que hayan sido importados elevan nuestra huella. También el exceso de plásticos en el envasado produce un grave impacto ambiental. Por ello, lo correcto es comprar productos del mercado local, productos de temporada y sin plásticos innecesarios en su embalaje. 

Por último, plantear la necesidad de reducir nuestros residuos cambiando las compras perecederas o de corto uso, a productos que nos vayan a durar durante más tiempo para que no se produzcan grandes cantidades de basura.