Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 21 de agosto de 2019
  • Actualizado 04:33

TUDELA

“Llevar el toro en Tudela es una gozada, hay mucho respeto por parte de la gente”

Josean Ullate ‘Tután’ Porteador del toro de fuego.

Josean Ullate ‘Tután’, en la plaza de los Fueros
Josean Ullate ‘Tután’, en la plaza de los Fueros
“Llevar el toro en Tudela es una gozada, hay mucho respeto por parte de la gente”

Más conocido en la actualidad por su carrera en el mundo de la magia, Josean Ullate ‘Tután’ también puede presumir de tener una extensa trayectoria como porteador del toro de fuego en varias localidades de la Ribera Navarra e incluso La Rioja. Empezó en Murchante, a los 18 años, y durante varios años fue el encargado de llevar la carcasa y los artiulugios pirotécnicos en las fiestas de Tudela.

¿Cómo empieza alguien a llevar el toro de fuego¿ ¿Afición?

En mi caso sí, era un ilusión que tenía desde crío porque mi padre lo llevó muchos años, más de 20, en Murchante, mi pueblo. Con 18 años empecé a llevarlo yo y aún sigo.

¿Y cómo es llevar el toro de fuego?

Pues para mí es una gozada. Y precisamente en Tudela aún más, porque se va más al trote, hay mucho respeto por parte de la gente... en otras localidades la gente disfruta más con carreras más rápidas y accidentadas. Pero en Tudela es diferente y en ese sentido trabajar es una gozada. La clave es ir despacio, hacer un cambio de vez en cuando para llevar un poco de emoción.

¿Qué hace falta saber para llevarlo?

Antes no era así, pero ahora existen una serie de protocolos de seguridad y tienes que tener una formación específica sobre pirotecnia. Recuerdo que a raíz del accidente que hubo en Tudela en 2008 esas cosas se empezaron a mirar más.

Habla de las diferencias entre localidades. ¿Dónde más es el porteador?

Además de en Murchante y en Tudela, en Fitero también lo saco todos los años y en Calahorra hago de porteador, pero en este caso de toro de agua. Es un armatoste similar, con la diferencia de que el animal saca agua por los cuernos y con eso se divierten los críos. Pero me gusta más el de fuego (ríe).

¿Ha sufrido cambios el armatoste?

Sí, ahora normalmente se lleva uno cuyo mecanismo es más seguro para el porteador. Antes era habitual uno que era simplemente media lámina de bidón, luego hubo incluso uno de mochila... el problema era tener que estar sin parar de moverte para poder respirar. Pero siempre hay algo de riesgo y sueles tener sustos.

Y después de tantos años, ¿no se cansa?

Entre la magia, mi trabajo y la familia, tengo menos tiempo, pero es un rato en el que disfruto.