Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 17 de julio de 2019
  • Actualizado 15:20

TUDELA

“El chupinazo de Perico ha sido el momento que mejor ha reflejado la unión de todo Tudela”

Desde el pasado 15 de junio Eneko Larrarte ya no es el alcalde de Tudela, pero hacemos un balance de lo que ha sido esta pasada legislatura y de las fiestas que han organizado.

Eneko Larrarte (Izquierda Ezkerra) ha sido el alcalde de Tudela los últimos 4 años
Eneko Larrarte (Izquierda Ezkerra) ha sido el alcalde de Tudela los últimos 4 años
“El chupinazo de Perico ha sido el momento que mejor ha reflejado la unión de todo Tudela”

A Eneko Larrarte le toca volver a la oposición para seguir trabajando por su querida Tudela, pero sus 4 años como alcalde han supuesto un cambio en la política de la capital ribera.

¿Cómo ha cambiado la Tudela que cogistéis en 2015 a la Tudela que dejáis ahora?

Creo que se han hecho inversiones importantes en la ciudad como puede ser la obra del ascensor o el vial de Huertas Mayores, que cambian un poco la dinámica de funcionamiento de muchísimas personas. 

Creo que ese es el tipo de obras que hay que impulsar y luego, a nivel de Ayuntamiento, hemos dejado sobre todo encarrilado el futuro. Hemos dejado un buen número de inversiones con financiación ya conseguida, con proyectos aprobados que solo faltan ejecutarse. Con lo cual, en los primeros dos años de esta legislatura probablemente se vea todavía el trabajo que dejamos los cuatro anteriores, donde ya te digo que nos encontramos un Ayuntamiento que ni tenía proyectos ni tenía financiación para los mismos.

Luego hay otros elementos que son más intangibles cómo es el panorama cultural, la oferta de ocio, la ilusión, la alegría que hay en la calle en cuanto a actividad y yo creo que en ese sentido se ha redoblado de manera importante. 

Tampoco podemos olvidar las políticas sociales, que son aquellas que menos se ven pero parece que ha habido un cambio radical en la manera de atender a la gente dignificando un poco a las personas que acudían a la ventanilla de Servicios Sociales, atendiendoles nada más llegar, redoblando esfuerzos también en lo que suponen políticas activas de empleo para colectivos más vulnerables, el empleo social protegido o en otras con otro tipo de ofertas que ha impulsado el Ayuntamiento o ha acompañado a otros colectivos. En este ámbito también se ha mejorado sobremanera y los datos así lo evidencian.

¿Cómo ha evolucionado Eneko Larrarte durante estos cuatro años?

Ha comprendido lo que era gobernar y lo que era gobernar entre diferentes, lo cual le ayuda a uno también a ver las cosas de diferente manera, desde diferentes puntos de vista, a saber negociar, a saber ceder porque negociar es ceder en busca de un objetivo compartido renunciando a parte de los tuyos. 

Creo que he madurado políticamente y he entendido dinámicas de la ciudad que cuando estábamos en la oposición no conocía.

He madurado políticamente y he entendido dinámicas de la ciudad que cuando estábamos en la oposición no conocía

¿Cuál ha sido el momento más emotivo para ti en este tiempo?

El chupinazo de Perico. Ha sido el momento que mejor ha reflejado la unión de todo Tudela en base a un único objetivo o a una única persona. El haber podido contribuir a que eso sucediera es importante y una manera de visibilizar esa Tudela que no se ve, esa Tudela de las personas que lo pasan peor y que estuvieron simbolizadas en la figura de Perico. 

Fue un momento mágico y de eso me siento totalmente responsable porque fue una decisión que tomamos como grupo y rompimos una dinámica de un montón de años en donde era potestad exclusivamente del alcalde tomar esa decisión. Hemos pasado a un tiempo en el que, por lo menos en la Legislatura, los diferentes grupos han tenido la oportunidad de tomar esa decisión y por tanto el pluralismo se ha visto reflejado también en el chupinazo. Veremos a ver qué pasa en esta legislatura.

Para Eneko, el cohete de ‘Perico’ fue un momento mágico y el momento más emotivo de sus 4 años como alcalde de Tudela

Si tuviera que coger una balanza de esta última legislatura, ¿cuáles serían los grandes aciertos?

Creo que el mayor acierto ha sido el haber sido capaces de sostener un gobierno entre diferentes a lo largo de toda la legislatura, poniendo como punto de referencia el acuerdo programático que acordamos en junio de 2015. Parece que eso es sencillo pero hay otro montón de ayuntamientos en donde se han roto las coaliciones o los acuerdos programáticos.

Creo que eso es lo que más valor tiene, no sólo para la legislatura en sí sino como muestra de la posibilidad de gobernar llegando a acuerdos entre diferentes, que eso de cara al futuro de la ciudad me parece importante.

¿En cuanto a los debes más importantes?

Ha habido recorrido como para la mejora de todo el ámbito de servicios contratados porque el punto de partida era un punto de partida nefasto donde estaban todas las contratas caducadas. Había que sacar todo el pliego de licitación, había incluso que dotar al Ayuntamiento de personal propio para poder hacer todo ese trabajo y ahí lamentablemente hemos sido capaces de llegar a licitar prácticamente el 90% de las contratas pero no a ponerlas en marcha y a controlarlas todas ellas. Ahí probablemente es un área de mejora que quede por implementar.

Ahora toca volver a la oposición. ¿Qué tipo de oposición vamos a ver a IE?

Vamos a tratar de hacer una oposición firme, dura pero propositiva. Vamos a hacer una oposición que haga un seguimiento pormenorizado a la tarea del equipo de gobierno porque ese es el mandato que tiene toda oposición, estar vigilante a lo que es la tarea del gobierno y, por otro lado, va a ser una oposición que esté muy pegada a la calle y a las necesidades de la ciudad.

En cuanto a las fiestas, ¿cómo han cambiado en esta legislatura?

Se ha logrado una mayor implicación de los colectivos, de las peñas, de las sociedades gastronómicas, de otro tipo de colectivos y ello ha traído consigo que ha habido una mayor actividad en la calle, sobre todo durante el día, que yo creo que es lo que hace teñir realmente las fiestas de algo más especial. Ha habido más música, pero música en directo, salpicando cada una de las plazas del Casco Viejo. 

Creo que eso y la mejora en el tema de la limpieza en el contexto de fiestas, que creo que sí que se ha mejorado en estos cuatro años, son los dos hechos más destacables.

Ha tenido dos concejales de Festejos. ¿Cómo calificarías el trabajo de cada uno? 

El trabajo que hizo Iñaki Magallón fue de impulso de esas modificaciones y de esa socialización de las fiestas; y el que le ha tocado hacer a José Antonio Fraile ha sido más de gestión de la herencia recibida. 

El año pasado comentabas que todavía quedaban muchas cosas por mejorar y ponías como ejemplos la programación infantil, la logística o la oferta musical. ¿Se han logrado mejoras para estas próximas fiestas?

Te lo diré cuando pasen las fiestas. Espero que lo que es la oferta infantil haya mejorado. Se ha retocado parte de las cosas del pliego, en la logística había algunos eventos que coincidían en el horario y se han tratado de ajustar mejor y la oferta musical... al final solemos estar cogidos o limitados por un pliego. Viene La Pegatina, un grupo que mueve a la gente y que le gusta a la gente joven.

Toquero ha dicho que sólo hay 80 euros disponibles para estas fiestas. 

No sé si son 80€ exactamente, pero es la dinámica con la que ha funcionado la Concejalía de Festejos siempre. La Concejalía de Festejos tiene un presupuesto y todas las actividades, o prácticamente todas, son planificadas. Por tanto, el presupuesto de fiestas está ya comprometido porque si no estuviese comprometido el problema sería que quedaría todo el trabajo por hacer y esto responde a la dinámica que lleva la concejalía.

De todos modos, existen herramientas en la Administración, vía transferencias, para poder dotar de más presupuesto si se considera oportuno por parte del equipo de gobierno actual. Parece que es una excusa de mal pagador. Si se quieren cambiar cosas no será porque no hay dinero. 

Entre esas posibles ideas se ha recurrido mucho a la jota. ¿Qué ha sucedido con este tema que tanto se ha usado desde Navarra Suma durante la campaña?

No lo sé porque nosotros, y en concreto Javier desde el ámbito de cultura, ha tratado de impulsar el tema de la jota y hacerlo como ha sido en otras comunidades, intentando ver si es posible incorporarlo a las enseñanzas regladas para que tengan un futuro y haciendo experiencias también novedosas mediante la fusión de la jota con otro tipo de músicas.

Eso eran ideas incipientes que no se han llevado a desarrollar todavía, pero creo que se ha mal utilizado por parte de la derecha acusándonos a nosotros de no tener interés o afición por el mundo de la jota cuando no es nada más lejano a la realidad.

¿Cuáles son los actos más destacados para este año? 

El concierto un poco más fuerte es el de La pegatina. Yo suelo decir que las fiestas de Tudela tienen el encanto, no tanto en los actos masivos que están convocados, sino en los pequeños momentos en los que cada uno puede encontrar un pequeño concierto que le guste o una actividad en una peña o simplemente yendo de bares o dando una vuelta, encontrarte con los gigantes en una esquina y disfrutar. 

Creo que las fiestas son bonitas precisamente por eso, por estar salpicado todo el Casco Viejo de actividad y cada uno podrá encontrar sus momenticos en un sitio o en otro.

Las fiestas de Tudela tienen el encanto en los pequeños momentos: un pequeño concierto, un acto en una peña, dando una vuelta, encontrarte los gigantes...

¿Cómo van a ser este año las fiestas?

Parecidas a como las viví en la legislatura anterior: a tope. Voy a tener más tiempo para poder dedicarle al gigante y a mis amigos, pero voy a estar haciendo las cosas parecidas a las que hacía anteriormente porque no dejé de disfrutar de las fiestas siendo alcalde. 

Quizá algún acto de los que tuviese que acudir en estas fiestas nos repartamos algo más entre el grupo municipal, pero también acudiré a gran parte de ellos porque son actos que me gustan, son actos que en muchos casos son de homenaje a personas de Tudela que se lo merecen y creo que hay que acompañarles, independientemente de que ya no ostentemos la Alcaldía.

¿Qué tienen de especial los gigantes de Tudela?

A mí me parece que son, o por lo menos los de toda la vida, los cuatro primeros, bastante más bonitos que los que te sueles encontrar en otras localidades. Igual esto es amor por lo de uno, pero luego en lo que es la dinámica de los bailes y demás yo creo que hay dos comparsas en Navarra que me parece que bailan de manera diferente: la de Pamplona, que son números 1; y la nuestra. Creo que tienen una tradición desde siempre de no sólo haber llevado a los gigantes sino bailarlos, bailar vals, tener buenas coreografías y creo que eso se ha ido manteniendo generación tras generación. Y luego creo que destaca el buen ambiente que tenemos dentro del grupo.

Y qué va a ser de la vida de Eneko Larrarte allá por septiembre, ¿vuelta a las aulas?

No lo sé, tengo el verano por delante para pensarlo y evidentemente habrá que buscar una actividad laboral compatible con la actividad dentro de la oposición porque somos de los que pensamos que desde la oposición, desde políticas en la oposición y a pie de calle, también se puede transformar la ciudad y nos sentimos muy responsables de los siete concejales, de los 4.827 votos que obtuvimos y nos parece que tenemos que dedicarle un esfuerzo importante.