• Diario Digital | Martes, 11 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 00:46

Problemas de humedad en casa: cómo evitarlos

La humedad en casa suele presentarse de forma frecuente en zonas muy frías, donde llueve con frecuencia o durante los meses de invierno.

Cómo evitar los problemas de humedad en casa
Cómo evitar los problemas de humedad en casa
Problemas de humedad en casa: cómo evitarlos

La humedad en casa suele presentarse de forma frecuente en zonas muy frías, donde llueve con frecuencia o durante los meses de invierno. Se refiere a la filtración de agua por los cimientos que va afectando paulatinamente la casa y sus consecuencias pueden ser muy graves si no se ataca a tiempo.

Los síntomas por medio de los cuales detectamos que existe humedad en nuestro hogar son: aparición de manchas, caída de la pintura, grifos oxidados, olor desagradable, entre otros aspectos que suelen proporcionar una mala imagen visual al recinto.

Una vez que aparecen estos indicios lo más recomendable es tomar acciones de forma inmediata para prevenir que aumente el problema y se extienda por toda la estructura. Para ello es indispensable atacar el problema de raíz, pues si solo se atiende lo externo la posible solución será provisional y se transformará en un problema mayor a largo plazo.

¿Qué problemas provoca la humedad en casa?

Aun cuando parezca ser pequeña e inofensiva la humedad en casa puede provocar problemas estructurales en el hogar, así como problemas de salud en sus habitantes. Entre las consecuencias que tiene la humedad en casa destacan:

  • Riesgo estructural: La humedad puede provocar la putrefacción de la madera, afectando las casas y cabañas construidas con este material hasta el desplome total de la estructura. También deteriora las paredes de concreto, levanta y tumba los revestimientos. Incluso suele dañar los muebles de madera que se encuentran cerca de la pared afectada. 

 

  • Riesgo de accidentes: La humedad puede conllevar a la presentación de cortos circuitos en lugares donde hay paredes afectadas que posean enchufes o tomacorrientes, lo que puede provocar el desarrollo de un incendio. Además, cuando la humedad deteriora los cimientos se corre el riesgo del desplome de las estructuras que pueden afectar a los miembros del hogar.

 

  • Riesgo de enfermedades: La presencia de humedad en casa libera esporas, unas pequeñas partículas que pueden provocar el desarrollo de enfermedades del tracto respiratorio a escala superior e inferior como rinitis alérgica, infecciones pulmonares y asma. Los huesos, las articulaciones y los músculos suelen presentar dolor más intenso por parte de las personas que sufren afecciones reumáticas.

 

  • Proliferación de plagas: La presencia de humedad en casa aumenta las posibilidades de que las bacterias, los ácaros y hongos proliferen, provocando el desarrollo de diversas enfermedades por parte de todos los miembros de la familia.

¿Cómo solucionar la humedad en casa?

Para poder solucionar el problema de la humedad en casa, el primer paso es identificar la causa, es decir, si es humedad por condensación, por filtración o por capilaridad y contratar los servicios de una empresa reconocida y especializada para combatirla.

Sin embargo, existen algunas acciones que podemos emprender en casa para contrarrestar los efectos de la humedad, tales como:

  • Usar deshumidificadores: Son dispositivos eléctricos que se encargan de controlar y reducir los niveles de humedad en un recinto para garantizar su habitabilidad. Debemos elegirlos según el espacio disponible.

 

  • Ventilación: Es muy importante aprovechar la ventilación natural. Es necesario garantizar que el aire circule de forma fluida por todo el hogar; para ello es necesario abrir las ventanas y las puertas todo el tiempo que sea posible. 

 

  • Moderar la calefacción: Lo más recomendable es no superar los 19 grados centígrados en ninguna habitación del hogar cuando se usa la calefacción, pues de lo contrario se aumenta la humedad en las paredes.

 

  • Pocas plantas: Es importante mantener un número de plantas adecuado al hogar, en vista de que el uso excesivo de éstas provoca un aumento considerable de la humedad. De igual forma, es necesario dejar secando la ropa fuera de la casa.

 

  • Precaución con el uso de la secadora: Si en casa tienes una secadora debes tener especial cuidado de que la manguera de salida del aire no apunte al interior de la casa porque suele aumentar considerablemente el nivel de humedad.

 

  • Revisión de tuberías: Es muy importante revisar con frecuencia las tuberías del hogar y reparar rápidamente cualquier daño que se presente en alguna de éstas.

 

  • Iluminación: Cerciórate de que tu hogar cuente con una iluminación adecuada en todos los espacios, en vista de que ello previene la aparición de humedad.