Plaza Nueva

  • Diario Digital | lunes, 26 de agosto de 2019
  • Actualizado 08:52

TUDELA

Juan Luis Ruiz: "Ahora es cuando los aficionados taurinos tienen que responder y llenar la plaza"

Juan Luis Ruiz: "Ahora es cuando los aficionados taurinos tienen que responder y llenar la plaza"

En el año en el que pro primera vez el Ayuntamiento de Tudela no subvenciona las corridas de toros por el compromiso adquirido en el acuerdo programático de I-E, PSN y Tudela Puede, dos empresarios dieron el paso de confeccionar una feria que muchos auguraban insostenible o, incluso, inviable. Junto a Jesús Macua, ganadero y empresario de Larraga, está Juan Luis Ruiz, tudelano y con amplia experiencia en la gestión de plazas. Ambos han formado una UTE que pone sobre la mesa un cartel en el que destacan dos festejos con muerte los días 25 y 26, con figuras del toreo y astados de un pedigrí poco visto por la ciudad en los últimos tiempos.

Las ganas de trabajar, de revitalizar el ambiente previo a las corridas y de dinamizar las tardes de festejo son algunas de las ideas que subyacen del discurso de Ruiz. El objetivo: reanimar al aficionado taurino en una ciudad que, según sus impresiones, no puede desprenderse de su histórica relación con el mundo del toro.

¿Con qué expectativas llegan Jesús Macua y Juan Luis Ruiz a la Chata de Griseras?

La idea principal que nos llevó a presentar oferta al Ayuntamiento fue que no podíamos dejar que Tudela se quedara sin toros este año por el hecho de que no fuera a existir subvención municipal. Jesús y yo dimos el paso, hemos puesto la carne en el asador y hemos apostado por lo que consideramos que es lo mejor que podemos ofrecer ahora mismo. Y esperamos que funcione.

¿Qué destacaría del cartel que se va a encontrar el aficionado este año?

Es una feria muy digna para los tiempos que corren. El cartel del día 25 es muy bueno, con dos toreros mediáticos como Juan José Padilla y Manuel Díaz El Cordobés, junto con el rejoneador navarro Roberto Armendáriz. Los toros de Las Monjas son de encaste Domecq, algo que puede resultar atractivo para la gente. El 26 es el día mas complicado por ser Santa Ana, pero la apuesta es fuerte. En estos años anteriores los atractivos eran mínimos y hemos hecho un esfuerzo trayendo tres toros de Miura y tres Dolores Aguirre. El 26 es una corrida torista que tiene que mover al aficionado por la calidad de los astados. Son seis toros que van a venir muy bien presentados.

Si a esto le unimos las dos tardes de sueltas de vaquillas, el concurso de recortes con toros y el espectáculo de bravura de Arriazu, que siempre tiene una grandísima aceptación, creo que hemos conseguido poner sobre la mesa una feria para todos los gustos. A alguno habrá que no le guste y proteste, pero si no, no seríamos humanos.

Una corrida con toros potentes para el día 26. ¿Apuesta segura o arriesgada?

Podíamos haber hecho lo fácil, trayendo toros de una ganadería corriente. A Jesús Macua le dije que para hacer una cosa igual, tirar por lo fácil bastaba, pero si queríamos ofrecer algo más, necesitábamos un atractivo. Lo bonito habría sido tener seis toros de Miura, pero el presupuesto se nos iba. Aún así, creo que hay alicientes para ir a los toros ese día.

También creo que es una manera de realzar el día grande de las fiestas. Si no tienes un atractivo lo que le apetece a la gente es alargar la sobremesa. Con este desafío Miura-Dolores Aguirre, algún perezoso seguro que adelanta la copa de la tarde y acude a la ‘chata’. Y estoy seguro de que va a disfrutar de una gran tarde taurina.

Supone un gran cambio con respecto a la tendencia de los últimos años, en los que se echaban de menos figuras en la plaza. Y eso que esta vez no tienen subvención.

La apuesta es firme. Con el trabajo y el cariño que le vamos a poner tiene que salir bien, a nivel económico tendrá que ser con la respuesta del público. A nivel artístico, con esas ganaderías y esos carteles, a poco que embistan los toros el espectáculo esta asegurado.

Conozco Tudela, he vivido aquí y he trabajado con la casa Chopera muchos años. Los carteles han caído bastante bien entre aficionados y peñas y vamos a ver si el tiempo respeta. Espero que la gente valore que vamos a hacer un esfuerzo que no es normal.

Habla de peñas y colectivos taurinos. ¿Ha palpado en ellos ganas y expectación?

Lo cierto es que sí. Hemos mantenido unas cuantas reuniones con colectivos, peñas y asociaciones taurinas. Las ganas son latentes y su disposición es la mejor posible. Han visto que peligraban los toros en Tudela y creo que han valorado nuestra iniciativa. No deja de ser una aventura, que tiene un coste considerable. Hemos recibido el apoyo unánime de todo el mundo para echar una mano, para vender abonos, para promocionar los festejos a través del boca a boca… hasta el momento la respuesta es positiva.

¿La idea es atraer también a un tipo de público como el de la comarca y localidades limítrofes, que también había decaído últimamente?

Por supuesto que sí. Y de más lejos también. Además, creo que lo bueno del día 25 es que en Navarra es festivo y estoy seguro de que habrá muchísima gente de localidades cercanas. Y para el día 26 ya estamos teniendo reservas de localidades del sudeste francés y del Norte, como Bilbao. En esa zona los aficionados son muy toristas y se mueven por ese tipo de festejos a nivel nacional.

¿Ya están los precios confirmados y perfilados?

Todavía no, pero se presentarán esta semana.

En líneas generales, ¿se reducen, se mantienen o aumentan?

Se reducen. Apostamos por unos precios para todo el mundo. La gente que quiera ir a los toros en Tudela puede ir por 38 euros. En sombra vamos a respetar barrera contra barrera y fila uno, localidades de pago y numeradas y después habrá un tendido general de sombra si  numerar. De media, el abono se ha reducido un 15% aproximadamente.

¿Buscan de esa manera acabar con la ‘excusa económica’ para no ir a las corridas? Era un argumento que se repetía en los últimos años.

En cierto modo sí, apostamos por tarifas asequibles. El tema es que hemos estado trabajando con poca información de cuánto abonado ha habido, de qué manera ha acudido... Como no tenemos esos datos, lo vamos a hacer lo más fácil y lo más barato posible para animar a la gente. Por 50 euros un tendido de sombra y por 30-35 uno de sol, creo que son precios asequibles. Un abono de sombra va a estar alrededor de 90 euros, cuando el año pasado valía unos 120.

En alguna entrevista ha hablado de la necesidad de ambientar la plaza en los prolegómenos de los festejos. ¿Cómo lo van a hacer?

Estamos tratando de concretar los permisos pertinentes. Pero sí, la idea es animar los aledaños de la plaza de toros en las horas previas al festejo. Está la Parrilla, que se convierte en punto de reunión, pero por ejemplo la cafetería del Bardenas cerró, así que creemos que se necesita un poco de ambiente en la propia plaza. Una pequeña zona que esté amenizada con música desde las 16:30 horas y en la que los aficionados se puedan tomar una copa. Faltan los permisos pero creo que no habrá ningún problema.

Aunque no hayan facilitado subvención, ¿ha sido fluida la relación con los representantes municipales?

Está siendo muy fluida, muy buena. Hay gente que por la calle me dice: “No tenías que haber presentado oferta”. No creo que se trate de eso. Jesús y yo somos dos personas que se dedican a ofrecer toros y eso es lo que creíamos que debíamos hacer en esta ciudad. Y, como digo, la relación y el trabajo conjunto están resultando muy positivos. El alcalde, Eneko Larrarte, y el concejal Iñaki Magallón, nos han dado apoyo y facilidades. A mí me ha sorprendido gratamente. Cada vez que he necesitado algo o que he tenido que hablar con el concejal nos hemos entendido a la perfección. ¿Qué no apoyen el tema económicamente? Eso es una decisión política, nada más. Es una postura que está ahí y debe ser respetada. No han engañado a nadie ni nadie tiene que sentirse engañado.

En definitiva, ¿qué esperan Macua y usted de la feria para este año?

De momento ya hemos puesto un faldón muy grande a la feria taurina de Tudela. Ahora viene el siguiente paso. Si el Ayuntamiento ha dejado de subvencionar, es ahora cuando el aficionado taurino tiene que responder y llenar la plaza Porque es muy fácil estar en el bar y criticar. No me duelen prendas al decirlo, pero de nada vale estar quejándote en el bar de que no va a haber toros si luego no vas a la plaza cuando toca.

Aun dependiendo de la prórroga, ¿están decididos a volver a la carga el año que viene?

Veremos los números y a lo mejor el año que viene se puede mejorar el cartel. Pero para mí la labor que hemos hecho hasta el momento es muy buena. Con respecto a años anteriores y recientes, creo que la mejoría es evidente. Estos años ha existido una subvención municipal muy apetitosa y se han traído carteles que no han despertado al aficionado. Eso es lo que queremos nosotros. Animar, despertar al aficionado. Al de Tudela, al de la Ribera y a todo el que quiera unirse.