• Diario Digital | Martes, 21 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 03:52

TUDELA

Javier Navarro: “Te sientes contento de que haya gente que se preocupe de la imagen del hortelano”

El campo es su vida y bien sabe pintarla en óleo mientras escucha tranquilamente alguna canción de música clásica. Así es Javier Navarro Moracho, el Hortelano de Tudela 2017 elegido por la Peña El Frontón.

Javier Navarro Moracho, Hortelano 2017, en una de sus plantaciones de pimientos.
Javier Navarro Moracho, Hortelano 2017, en una de sus plantaciones de pimientos.
Javier Navarro: “Te sientes contento de que haya gente que se preocupe de la imagen del hortelano”

Las 5:30 en el despertador y Javier Navarro amanece para ir al campo con su hermano. Si fuera invierno, aún le quedarían dos horas más de sueño. Allí, entre idas y venidas, se pegará todo el día hasta que el sol lo mande a casa. Y si no hay nada para hacer, un paseo por el campo, unos pinceles o “la buena música” marcan el ritmo de vida del Hortelano 2017.

 

Hortelano 2017, ¿qué se siente?

Es de agradecer. Te sientes contento de que haya gente que todavía se preocupe de la imagen del hortelano que está casi un poco olvidada porque nadie se acuerda de la gente que cultivaba las huertas de Tudela y que todavía cultivamos en menor número de activos.

 

¿Cuántos años lleva dedicándose a la tierra?

Desde que terminé el servicio militar, prácticamente toda la vida. También provengo de una familia hortelana, mi padre, mi abuelo... si no se coge este relevo yo creo que nadie se dedica a la agricultura.También tengo un hermano que se dedica a esto conmigo.

 

¿Qué suelen cultivar?

Como hortelanos que somos nos dedicamos a la alcafhoca, pimiento, brócoli, cardos... una gran variedad en función de la estación en la que estamos.

 

¿Cuál le gusta más?

A mí personalmente me gusta mucho la alcachofa. Será por tradición, porque es emblemática de Tudela, porque es algo muy unido a esta tierra, pero personalmente me gusta mucho.

"En fiestas poco o mucho hay que ir también al campo para echar un vistazo. Al fin y al cabo son seres vivos que hay que atender"

 

¿Y también le gusta cocinarla después?

También, también. Es una cosa que me satisface, sobre todo cuando nos juntamos los amigos.

 

¿Cómo ve hoy en día la figura del hortelano?

Prácticamente queda solo en el recuerdo porque los hortelanos tenían una dedicación exclusiva. Ahora la dedicación no es tan exhaustiva y exclusiva como había antes y los cultivos son más extensivos.

 

¿Qué futuro tiene aquí la agricultura?

Cultivos de mucha calidad. Necesitamos de los agricultores para tener estos alimentos así que en el futuro se seguirá produciendo de una u otra manera: las grandes empresas en grandes extensiones y el pequeño agricultor cultivará un producto más exclusivo con una producción tradicional para la gente que busque, aprecie y quiera ese tipo de producto.

 

¿Qué tienen estas tierras para dar estas joyas?

Tudela, simplemente. tenemos unas tierras de calidad, el Ebro y el buen hacer de los productores.

 

Y las fiestas, ¿cómo las vive?

Ahora un poco más sosegada que antiguamente, pero las sigo viviendo intensamente. Con los amigos y las amistades en la calle, participando a diversos actos y ahora un poco más de día que de noche.

 

¿Hay tiempo para ir al campo?

Poco o mucho hay que ir casi todos los días. Los días más extraordinarios igual coges fiesta, pero el resto hay que ir un ratillo a echar un vistazo. Al fin y al cabo son seres vivos que hay que atender.