Plaza Nueva

  • Diario Digital | Martes, 18 de Junio de 2019
  • Actualizado 04:42

TUDELA

“Estas jornadas son mucho más que una fiesta por los diferentes eventos de todo tipo que hay”

Javier Gómez Vidal nos habla de las Jornadas de la Verdura, de cómo ha crecido el Turismo en Tudela, de Semana Santa y de los retos para el futuro turístico.

Javier Gómez Vidal, concejal de Turismo de Tudela
Javier Gómez Vidal, concejal de Turismo de Tudela
“Estas jornadas son mucho más que una fiesta por los diferentes eventos de todo tipo que hay”

Javier Gómez Vidal (IE) es el actual concejal de Turismo después de la renuncia de Sofía Pardo en junio del año pasado. Gómez ya era concejal en el Ayuntamiento de Tudela y al coger esta concejalía ha buscado continuar la línea marcada por su antecesora.

¿Cómo ha sido este año?

Ha sido un año vertiginoso, pero a la vez muy interesante. Aunque siempre he visto y tenido relación con este área, he aprendido que hay muchos tipos de turismo dirigido a diferentes sectores de población. 

Hemos entrado en SABOREA España (turismo gastronómico) a sabiendas de que nuestro producto estrella es la gastronomía, estamos en la red de Juderías (turismo de patrimonio), y ahora formamos parte de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, lo que nos ayudara a conocer, evaluar y acometer acciones más certeras. 

Pero lo que está claro es que lo debemos hacer pensando en la Comarca y todo el territorio, y esto tiene que ser con la complicidad de consorcio EDER y de G.N. si queremos que funcione.

¿Qué balance hace de lo que han sido estos 4 años en Turismo? 

Muy positivo. Gracias al trabajo de la anterior concejala, (Sofía Pardo), y por supuesto de Maite Asín (Técnica de turismo del ayuntamiento). No hay más que ver las cifras de crecimiento de visitantes en Tudela incrementándose en más del 5 %, y eso solo del turismo que pasa por la oficina de Información y turismo de la Plaza de los Fueros, a sabiendas de que hay otros muchos que se nos escapan. 

También se incrementa la ocupación de las plazas hoteleras, de hecho se empiezan a construir hoteles y apartamentos turísticos, lo que nos está indicando el aumento de ese turismo.

A su vez se ha hecho un esfuerzo por mejorar la visibilización de nuestro patrimonio con el aumento de las horas y días de apertura de los diferentes espacios y hemos avanzado en la accesibilidad de los mismos, situando el bienestar del turista como de los elementos clave para seguir avanzando en el objetivo de ser un destino turístico referencial.

Uno de los grandes éxitos ha sido que las Jornadas de las Verduras sean declaradas Fiesta de Interés Turístico de Navarra. ¿Qué significa esto para una ciudad como Tudela? 

La consolidación de unas jornadas que son mucho más que una fiesta. Por los diferentes eventos de todo tipo que involucran a los diferentes colectivos de la ciudad. 

Estamos mostrando nuestras excelentes verduras, pero también estamos enseñando, y a la vez aprendiendo toda la ciudad, que no sólo son un rico y saludable alimento, sino que son una seña de identidad. Es nuestro pasado, nuestra huerta ligada a la tierra y al Ebro, al hortelano/a. Tenemos un legado que no debemos olvidar, ni descuidar. Pero a la vez es el presente, que hay que cuidar. Y debemos hacerlo también a través del conocimiento y la innovación. Depende de cómo lo hagamos, tenemos un gran futuro

Entrando de lleno en las verduras, ¿qué novedades vamos a tener este año para las Jornadas?

Este año se cuenta con una feria de las verduras y la gastronomía, en la plaza de la vida y de la Judería (organizada por EDER el día 27 de 10 a 14 h.) y el primer encuentro de la Industria Agroalimentaria (en la sede de Bardenas, organizada por la Orden del Volatín, patrocinada por Bardenas y con la colaboración del Ayuntamiento.

Además se ha realizado un importante esfuerzo de promoción. Como mayores ejemplos estaría, por un lado la presentación a la prensa en San Sebastián acompañados por cocineros tudelanos como preámbulo a una Feria desarrollada en el Boulevard y, por otro, la presentación a medios nacionales en el Restaurante Rodrigo de la Calle con presencia de cocineros de Tudela. Estos actos han contado con el patrocinio y colaboración del Reyno Gourmet de Navarra.

¿Qué suponen estas fiestas para Tudela?

Junto con las fiestas patronales, creo que estas fiestas son las de mayor trascendencia. Sobre todo por la gran afluencia de personas de otras comunidades que vienen a disfrutar de nuestras verduras, y también de la ciudad. Eso trae riqueza a corto plazo, pero también es una manera de hacer marca y dar a conocer nuestra ciudadpara conseguir que repitan o venga otra gente, porque les hayan contado su experiencia. Por eso todo el mundo tiene que poner de su parte. 

Y este año tenemos entre medio la Semana Santa.

No supone ningún cambio importante. Se quedan en medio de las jornadas, ya que este año caen a mitades de abril.

Siguen teniendo todos los actos que la caracterizan: Rompida, que se traslada a la plaza de la judería, pero que luego pasarán por la plaza. La pasión viviente y por supuesto el volatín, cuyos pregoneros serán la Orden del Volatín. Para terminar, nuestro querido Ángel.

¿Suele ir a verlo? 

Depende. Algún año me he podido ir a descansar ese puente, ya que la concejalía de cultura no me da mucha tregua.

¿Qué tiene de especial?

Es un momento mágico donde toda la plaza al unísono sólo está pendiente del angelico/ca. Se produce un silencio sobrecogedor. Para mí, es un momento de mucha emoción.

Por último, con las elecciones a la vuelta de la esquina, ¿qué crees que falta por mejorar desde el ámbito del turismo aquí en Tudela? 

Creo que el departamento se tiene que reforzar con más personal, y en ello estamos. 

En breve presentaremos la nueva web, dedicada exclusivamente al turismo, y la aplicación que la complementa para cultura y turismo. 

A partir de ahí, nos queda mucho trabajo. Me gustaría, y en ello estamos, que hubiese un museo de las culturas. Con un apartado etnográfico y para artistas locales. 

También se van a continuar las excavaciones en el cerro de Santa Bárbara. Hay un yacimiento muy importante de la edad del hierro y muchas murallas debajo de la tierra que queremos que vean la luz. El nuevo descubrimiento de la necrópolis hispano-islámica en la zona del corazón de María hay que ponerlo en valor. Pensamos que sería una buena oportunidad, para que esa zona fuese una visita de mucho interés. 

Queda trabajo, pero junto al consorcio EDER y Gobierno de Navarra y siguiendo las líneas de los planes estratégicos que están alineados, lo vamos haciendo: Turismo Fluvial (hay que darle al Ebro y sus sotos, la importancia que se merecen), Turismo de cine (tenemos varios festivales que van a más), Turismo cultural (Avangarde y Des-adarve como platos fuertes) y turismo gastronómico (como Ribera también, por supuesto). Nos falta crear, y lanzar los productos gastronómicos, en forma de rutas u otras formas.

Ya se han empezado muchas cosas, pero queda lo más interesante e importante: que todos los sectores nos pongamos de acuerdo y trabajemos de la mano, para conseguir que Tudela y la Ribera sean uno de los destinos turísticos elegidos para disfrutar y vivir una experiencia inolvidable. Estoy seguro de que juntos lo conseguiremos.