• Diario Digital | Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
  • Actualizado 02:52

TUDELA

Íñigo Valencia, entrenador del C.D. Tudelano: “Nosotros podemos dar guerra”

Han pasado ya 13 años desde que Íñigo Valencia aterrizase en el Tudelano. Comenzó como preparador físico, pasó a segundo entrenador y ya lleva año y medio como entrenador.

Íñigo Valencia dirigiendo al C.D. Tudelano durante un partido de la temporada pasada en el que se enfrentaron a Osasuna Promesas
Íñigo Valencia dirigiendo al C.D. Tudelano durante un partido de la temporada pasada en el que se enfrentaron a Osasuna Promesas
Íñigo Valencia, entrenador del C.D. Tudelano: “Nosotros podemos dar guerra”

Han pasado ya 13 años desde que Íñigo Valencia aterrizase en el Tudelano. Comenzó como preparador físico, pasó a segundo entrenador y ya lleva año y medio como entrenador.

¿Qué balance hace de este tiempo?

En líneas generales positivo. Más o menos se ha cumplido con la aspiración real que puede tener el club, pero con esa espinita de haber acabado más arriba.

¿Qué tiene de especial este club?

Es mi familia. He estado en otros clubes, pero aquí es donde más tiempo he estado. Además, la naturaleza del vestuario y del club es muy cercana y familiar, que convierten que sea un sitio muy especial.

¿Cómo vives las fiestas?

Trabajando. Normalmente no tenemos mucho tiempo para fiesta, y desde que estamos en 2ªB nos pilla ya entrenando y centrado en el trabajo. No vamos mucho vestidos de blanco y rojo. 

¿Ni siquiera hay tiempo para almorzar?

Desde el año pasado queremos instaurar el almuerzo con la plantilla el día 24 después de entrenar. Es algo bueno para los chavales, que se empapen del ambiente, que conozcan la ciudad y sus fiestas. Es un día muy especial, que se puede disfrutar mucho. El año pasado dimos fiesta el 25 y este repetiremos. Ya que nos toca trabajando, también es importante poder disfrutar un poco del ambiente.

¿Se controla un poco a los jugadores?

No, porque a la mañana siguiente hay que entrenar y normalmente con mucho calor. El grupo es gente muy profesional, perdemos cuidado en ese aspecto porque la confianza es máxima en ellos. Son gente que  tienen el fútbol como su principal ocupación y entienden que este tipo de cosas van de la mano de ser futbolista y lo cumplen a rajatabla.

¿Tienes algún momento que nunca te pierdes durante fiestas?

Disfrutar algo del chupinazo, alguna revoltosa, salir con mi padre a cenar, ver los fuegos,  dar una vuelta por el centro a las horas de vermut...  sobre todo actos más familiares. 

Sí que palpas un poco el ambiente de la calle, que yo creo que es el punto fuerte de las fiestas de Tudela. En la calle se está muy a gusto durante todo el día y es un poco a lo que a mí me toca.

Un deseo par la próxima temporada.

Vamos a repetir el discurso del año pasado. A mí me gustaría estar con los mejores. Si pudiéramos aspirar al play off, a estar arriba, sería genial; pero la realidad de este club es que es un club más de 2ªB con un presupuesto medio de 2ªB. Vemos que los clubes contra los que peleamos algún año despuntan, pero otro año se van para abajo, sufren e incluso descienden porque es una categoría muy igualada. 

Nos gustaría no pasar apuros y poder sellar la permanencia pronto. Sería un lujo poder hacerlo como esta pasada temporada prácticamente a principio de año y luego poder mantener el pulso a los mejores. Creo que el año pasado quedó patente que podemos pelear con los mejores, pero mantener ese pulso durante todo el año es lo complicado y es el deseo que tendríamos. Tengo claro que por potencial de jugadores, de equipo... nosotros podemos dar guerra.