• Diario Digital | Domingo, 18 de Febrero de 2018
  • Actualizado 05:47

Convierte tu San Valentín en algo muy especial con tu pareja

Llega el día de San Valentín, quieres celebrarlo con tu pareja pero no sabes qué hacer.

San Valentín es un día especial para revivir el amor. Foto: Ana Laiglesia
San Valentín es un día especial para revivir el amor. Foto: Ana Laiglesia
Convierte tu San Valentín en algo muy especial con tu pareja

Llega el día de San Valentín, quieres celebrarlo con tu pareja pero no sabes qué hacer. No te preocupes, en la siguientes líneas te daremos diferentes ideas para que tú y tu pareja paséis un bonito día de los enamorados para el recuerdo.

Puedes prepararle una gymkana desde primera hora de la mañana y que irás disfrutando de este divertido juego hasta el final del día. Tu pareja podrá ir disfrutando de pista en pista, las cuales irán algunas acompañadas de algún obsequio escogido para la ocasión. El hecho de estar con esa tensión y esa ilusión por saber qué será lo próximo en descubrir creará un bonito clima que seguro que acompaña hasta que salga la luna.

Si quieres alargar el día 14 y aprovechar ya de paso, todo el mes, nos viene a la cabeza el calendario de adviento que muchos utilizan a lo largo de todo el mes de diciembre. En esta ocasión, podrá llevar frases románticas, dulces o incluso regalos para cada día del mes, haciendo de febrero todo un San Valentín por todo lo alto.

Pero si realmente quieres llevarlo todo lo alto, nos vienen a la cabeza las nubes, los aviones y los viajes sorpresas. Es otra opción para disfrutar del amor en pareja. Inventa una excusa para tener que montaros en el coche, una simple compra en el supermercado, una visita a los padres, a una casual visita a los amigos del pueblo y cambia el rumbo. Un giro de 180º que descoloque por completo a tu pareja y le sorprenda la nueva dirección tomada. Esos nervios por saber cuál será el destino y esa ilusión por estar los dos juntos hará el resto. Eso sí, no olvides que antes de emprender este viaje deberás preparar la maleta para los dos.

Y por último, juega con la música. Esa sensación de cerrar los ojos, ser abrazado/a y dejar que la música flote en el ambiente sin que haya nada más que exista, es única.