Plaza Nueva

  • Diario Digital | Martes, 26 de Marzo de 2019
  • Actualizado 19:25

Comprar para reformar, ¿la nueva tendencia inmobiliaria?

El mercado inmobiliario ha experimentado una gran cantidad de cambios en los últimos años.

Comprar para reformar, ¿la nueva tendencia inmobiliaria?
Comprar para reformar, ¿la nueva tendencia inmobiliaria?
Comprar para reformar, ¿la nueva tendencia inmobiliaria?

El mercado inmobiliario ha experimentado una gran cantidad de cambios en los últimos años. Más allá de la burbuja inmobiliaria que no hace mucho asoló a todos los españoles y provocó una terrible inflación, lo cierto es que las tendencias de venta y alquiler han variado mucho en una gran cantidad de aspectos. 

Los precios en las viviendas sufrieron una bajada general desde 2008 hasta 2016 aproximadamente, pero en los últimos años,los pisos han recuperado progresivamente parte de su valor. Es por esto que los propietarios poco a poco están queriendo recuperar su posición en el mercado y sacar todo el rendimiento posible a sus viviendas. 

Es tal esta tendencia que, cada vez más los propietarios están tomando la decisión de reformar sus pisospara darles un toque más atractivo y aumentar así su valor. Reformar un piso es algo que suele hacerse con la intención de disfrutar de la reforma pero, en este caso, la idea eshacer el producto más apetecible para los posibles compradores

Una de las tendencias que está experimentando un mayor auge es la de comprar directamente los materiales del proveedor, sin necesidad de intermediarios. Los propietarios se interesan cada vez más por las reformasde primera mano, asegurándose de que su piso quede totalmente renovado y suponga un mayor estímulo comercial. 

Pero no solo estamos hablando de ventas, puesto quemuchos propietarios deciden renovar su piso para alquilarloposteriormente. De esta forma, los arrendadores pueden pedir un precio mayor por su piso, dado que no es lo mismo alquilar un piso envejecido que uno con habitaciones reformadas, recién pintado, etc.

¿Qué clase de reformas se suelen hacer?

Una de las reformas más habituales consiste en remodelar por completo los baños y los aseos. Estos suelen ser una de las zonas más factibles para realizar una remodelación integral, ya que normalmente tienen la distribución y el aspecto que presentaban en el momento de su construcción. 

Así mismo, la cantidad de ideas modernas y de calidad que existen para los baños hacen que podamos marcar realmente la diferencia con la reforma de los mismos. Se puede optar por un plato de ducha, por una zona escalonada sin plato, por una bañera tradicional o por muchas otras opciones. Lavabos modernos, toalleros, accesorios… existen un sinfín de posibilidades.

Otra buena idea para reformar un piso suele ser la de tirar tabiques en dos habitaciones para así hacer una mucho más grande. Si lo que se busca es tener un mayor número de habitaciones, se puede realizar otras reformas como la de remodelar la cocinao aprovechar un hipotético espacio de la terraza para agrandar el salón. 

Las reformas, tarea de profesionales

Para llevar a cabo estas reformas, la forma más sencilla es contar con expertos en reformas de casas y pisos integrales que realizarán la obra ofreciéndote los mejores resultados.

A día de hoy, el sector de la remodelación de viviendas y de las reformas de casas y pisos integrales se encuentra en su máximo auge. Nunca antes se habían remodelado tantas casas y, curiosamente, no todas son para puro disfrute personal.

Andimac (la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción) realizó un estudio en que se estimaban aproximadamente dos millones de reformas en España a lo largo del año. 

Esto ha hecho que las empresas que se dedican a vender productos y materiales de reforma, así como ha realizar las propias reformas hayan experimentado un enorme crecimiento de carácter exponencial.Del mismo modo las empresas realizadoras de reformas también han visto engrandecidos sus beneficios. 

Se ha vuelto a una época prolífica para el sector de la venta inmobiliaria, con la salvedad de que en este caso tenemos que realizar un esfuerzo extra para garantizar el buen posicionamiento de nuestra vivienda. Ya sea para alquilar o para vender, a todo el mundo le gusta entrar a vivir a un piso más o menos reformado y, a la larga, estarán dispuestos a pagar más.