Plaza Nueva

  • Diario Digital | miércoles, 24 de julio de 2019
  • Actualizado 06:18

GALARDÓN AER 2018

La Educación, la Empresa y el Gobierno, de la mano

AER, la Asociación de Empresarios de la Ribera, entregó el miércoles 26 de septiembre sus XVII Premios anuales.

El Galardón AER contó con más de 250 asistentes a una cita ya obligada en la empresa ribera
El Galardón AER contó con más de 250 asistentes a una cita ya obligada en la empresa ribera
La Educación, la Empresa y el Gobierno, de la mano

AER, la Asociación de Empresarios de la Ribera, entregó el miércoles 26 de septiembre pasado sus XVII Premios anuales, donde los equipos de trabajo de Rosa García e Isabel Jiménez  fueron puestos en valor al repasar sendas premiadas su vida y obra en dos videos proyectados durante el evento que acercaron a los asistentes a su figura, trayectoria y labor. 

Clásico reproche

Así, la entrega de premios discurrió fiel a su cita y a las ya tradicionales reivindicaciones del presidente de AER, Domingo Sánchez, que aprovechó una vez más la presencia de la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, para ‘repasar’ la actualidad navarra. 

También se contó con la presencia del Delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti; y el Presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, CEN, José Antonio Sarriá; además de infinidad de alcaldes, concejales, figuras políticas, sindicales y una cada vez más numerosa representación del mundo de la banca.

De este modo, Sánchez destacó la necesaria relación real entre la empresa, el Gobierno y la formación profesional, y por extensión, con la universidad. “Nunca sabrás qué hará el mundo el próximo año si careces de formación”. “La Ribera no puede seguir como está en materia universitaria. La Ribera y sus empresas necesitan gente formada, la mejor gente, y la mejor formación. Las últimas declaraciones que escuchamos desde el Rectorado de la Universidad Pública de Navarra presagian que ni vamos a tener de lo uno, ni de lo otro”, criticó abiertamente. 

“Tres de los tramos del TAV se han puesto en marcha, para pasajeros y mercancías, pero ha transcurrido un año y seguimos sin conocer qué va a pasar con la parada que venimos pidiendo para Tudela y que consideramos fundamental para el desarrollo de la Ribera”, reclamó. Y lo mismo hizo con el agua, “que es riqueza y vital. No hay agua más cara que la que no se tiene”, destacó, reivindicando así la puesta en marcha de los proyectos pendientes del Canal de Navarra. “No podemos seguir mareando la perdiz, no podemos permitir que se ofrezcan falsas promesas en los despachos del Palacio de Navarra, mientras negocian lo contrario en el Parlamento. Queremos agua en la Ribera, y la queremos ya”, dijo. 

También incidió en “la necesidad de acometer trabajos de limpieza de los ríos”, porque “cada riada está causando cuantiosos daños”, explicó. Demandando, para concluir, “el proyecto de autovía Tudela-Madrid por Medinaceli. Y que se apruebe la gratuidad de la AP-15”.

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra

Por su parte, Barkos huyó de los reproches y críticas soportados en ediciones anteriores, destacando que sentía “orgullo de compartir la noche con dos mujeres bandera”, agradeciendo la invitación al acto y destacando el trabajo que se está desarrollando en la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra. Además, recordó “el tiempo complejo que vivimos”, resaltando que “detrás de cada empresa hay siempre un gran esfuerzo”, remarcando “el papel fundamental de las familias tras los empresarios” y recordando que “cobráis antes el IVA” y que “tenemos el factor Educación”, por la colaboración con el Departamento, “que nos está haciendo avanzar”.