• Diario Digital | Jueves, 23 de Noviembre de 2017
  • Actualizado 02:58

TUDELA

La CAT deja su deuda a cero e invertirá 5 millones de recursos propios para mejorar sus instalaciones

Prevé construir 6 o 7 nuevas naves de 500 metros cuadrados cada una para cumplir la demanda de nuevas empresas que buscan instalarse en este parque empresarial.

La CAT deja su deuda a cero e invertirá 5 millones de recursos propios para mejorar sus instalaciones

La Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) dejará a finales de diciembre de este año su deuda a cero y realizará inversiones para mejorar sus instalaciones. José María Aierdi, director gerente del parque empresarial, lo ha anunciado este martes en un encuentro con agentes del sector agroalimentario celebrado en la propia CAT.

El propio Aierdi ha estado acompañado del alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, y de la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde. Numerosos representantes políticos de la comarca han acudido también a esta reunión de carácter informativo, en la que se han presentado algunas cifras relativas a la actividad de la CAT en los últimos cuatro años. De ellas, cabe destacar que la deuda pasó de 53 millones en 2013 a 21 en 2016.

A finales del ejercicio de este 2017, la CAT terminará de amortizar esta deuda gracias a la aportación de 19 millones de euros por parte de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) y a la suya propia de los 2 millones restantes.

Además, el gerente del parque empresarial ha destacado también que el beneficio bruto ha pasado de un saldo negativo de 206.000 euros en 2013 a uno positivo de 1.714.568 en este 2017.

“La coyuntura del mercado eléctrico, la venta de servicios y la implantación de nuevas empresas han contribuido a esta mejora en las cifras”, ha destacado Aierdi.

Además, se ha resaltado que la CAT ha pasado de tener un 36% de sus naves ocupadas en 2013 al 100% actual. A diciembre de 2017, el parque alberga 46 empresas, 26 en naves y parcelas de suelo industrial y 20 en el Centro de Negocios.

 

5 millones de inversión

De cara a 2018, la CAT iniciará un proceso de inversión que supondrá unos 5 millones de euros divididos en dos fases: una primera de algo más de 3 millones para urbanización y construcción de nuevas naves y una segunda para otras mejoras, invirtiendo alrededor de 1 millón de euros.

La previsión es que haya 6 o 7 nuevas naves, de 500 metros cuadrados cada una, según ha explicado Aierdi, quien también ha destacado que el Centro de Negocios cuenta con un 10% de su espacio aun disponible para albergar nuevas empresas.

El gerente de la CAT ha resaltado que “la inversión prevista para iniciarse el próximo año provendrá de los propios recursos que ha generado el parque empresarial”.

El desarrollo de la fibra óptica o la apertura a las principales rutas de comercio agroalimentario de Europa a través del Puerto Seco son otros proyectos que se acometerán en un futuro próximo, ha destacado Aierdi.

Por su parte, Eneko Larrarte, alcalde de Tudela, ha recordado que en la Estrategia Comarcal de Especialización Inteligente de la Ribera (ECEI), el apartado de las infraestructuras es un pilar importante.

“La CAT es una de esas infraestructuras con las que contamos y va a jugar un papel múltiple, cuyo objetivo es impulsar al propio sector agroalimentario a nivel estatal e internacional”, ha dicho.

“No es pretencioso querer mostrar este parque empresarial al mundo, es un reto que todos tenemos que buscar”, ha añadido el alcalde de Tudela.

Asimismo, la consejera Isabel Elizalde ha definido la CAT como “un motor clave de reactivación y desarrollo económico y social en la Ribera”.

“El objetivo del Gobierno de Navarra es trabajar en una estrategia de cohesión territorial en la que la Ribera sea un territorio generador de oportunidades en el sector agroalimentario”, ha añadido Elizalde.