Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 23 de julio de 2019
  • Actualizado 04:34

FÚTBOL

El proyecto tambaleante de Lucho con España

El seleccionador español, que había sido elegido tras la pésima actuación de la Roja en el mundial de Rusia, llegaba al banquillo de la selección con la ilusión de quien quería revolucionarlo todo.

Luis Enrique en un entrenamiento con la Selección Española
Luis Enrique en un entrenamiento con la Selección Española
El proyecto tambaleante de Lucho con España

Todo había empezado a lo grande para Luis Enrique. El seleccionador español, que había sido elegido tras la pésima actuación de la Roja en el mundial de Rusia, llegaba al banquillo de la selección con la ilusión de quien quería revolucionarlo todo. Menos toque, menos pases, más verticalidad y más ímpetu. Éstas eran las consignas del asturiano, que como bien había hecho en el Barça hacía hincapié más en los ataques directos que en la construcción de una trama complicada de pases. 

El comienzo de la Roja en Nations League fue excelente: una victoria a domicilio contra Inglaterra y el apabullante 6 a 0 contra los vice campeones del mundo de Croacia en la Liga de Naciones. Sin embargo, como si los dos primeros partidos fuesen un asunto distinto, España se desplomó en los que siguieron, perdiendo en casa contra Inglaterra y también en Croacia, con el resultado final de no conseguir llegar a la Final Four de la Liga de Naciones que se disputará el junio que viene en Portugal. Tras dos exhibiciones estelares, llegaron dos fracasos inesperados, y por supuesto la culpa se fue distribuyendo entre jugadores y técnico.

Al ex técnico del Barça no le vino bien que un pilar como Gerard Piqué decidiera abandonar la selección tras el mundial. Y de hecho Luis Enrique no ha conseguido todavía encontrar un recambio válido al 3 blaugrana, que ha decidido centrarse solamente en los compromisos con su club. El técnico español ha intentado suplir este baja como puedo, convocando hasta a seis jugadores distintospara este puesto, pero por ahora nadie le ha convencido. Sin embargo, la ausencia de Piqué no es el único problema de Luis Enrique

Su nuevo proyecto se nota tambaleante sobre todo por la falta de pegada: delanteros como Álvaro MorataRodrigo Morenono parecen tener las características para fijar a los defensas rivales y meter los goles que necesita el equipo. En la derrota contra Croacia, de hecho, los goladores han sido Dani Ceballos, un centrocampista, y Sergio Ramos, el central y capitán. Con la única certeza de Busquets como pivote en el medio y de Saúl como llegador, las dudas son sobre el que tiene que acompañar a estos dos en el medio. Puesto que Lucho difícilmente renuncia a su querido 4-3-3, son Thiago Alcántara y Koke los candidatos, pero ambos no han demostrado soltura a la hora de la verdad. Otro caso es el de Isco, que después de la operación de apendicitis de hace unos meses ha mermado su rendimiento y no encuentra continuidad de minutos ni en el Real Madrid.

Marco Asensio, en cambio, había empezado como una moto la temporada. Sin embargo ahora parece haberse apagado de repente y tampoco ofrece garantías. Alrededor de él se centra el proyecto español de clasificación a la eurocopa 2020, un objetivo mínimo para la Roja. El tiempo para mejorar la situación está de la parte de Luis Enrique, que tendrá que trabajar mucho para que su España sea efectiva como la que fue de Lopetegui.