• Diario Digital | Viernes, 22 de Junio de 2018
  • Actualizado 18:56

FÚTBOL SALA

Larrarte: "La mejor opción era celebrar el partido en Tudela, pero para todos era muy difícil dar garantías a la Liga"

El alcalde señaló a pie de pista que club y Ayuntamiento intentaron buscar una solución de urgencia a las goteras pero la opción más segura era utilizar el pabellón auxiliar.

Eneko Larrarte, tras la suspensión del encuentro ayer en el Ciudad de Tudela
Eneko Larrarte, tras la suspensión del encuentro ayer en el Ciudad de Tudela
Larrarte: "La mejor opción era celebrar el partido en Tudela, pero para todos era muy difícil dar garantías a la Liga"

El Aspil-Vidal ha ganado hoy 4-3 a Santiago Futsal. El 19º partido de la Liga Nacional de Fútbol Sala habría pasado como una jornada más de la competición si no se hubiesen jugado 33 de los 40 minutos del encuentro en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona, debido a la suspensión por goteras en la cubierta del recinto.

"La mejor opción habría sido jugar el partido aquí sin problemas, pero para todos era muy difícil dar garantías a la Liga Nacional de Fútbol Sala de que no se repitiera la situación". Estas fueron las palabras de Eneko Larrarte, alcalde de Tudela, después de varias horas a pie de pista en las que el Ribera Navarra FS trató de buscar una solución para el aplazamiento de su partido ante el cuadro gallego.

Larrarte era uno de los cientis de espectadores que estaba presenciando el encuentro en directo en el momento de la suspensión. Junto al concejal de Deportes, Iñaki Magallón, y Rubén Goñi, director gerente del INDJ, bajó a pie de pista para interesarse por el devenir del encuentro y las posibles soluciones.

"La alternativa de solventar el problema aquí era la que queríamos todos pero para no poner de nuevo en riesgo de suspensión el partido, se ha decidido hacer lo que el protocolo marca que hay que hacer: utilizar la instalación alternativa", dijo.

El motivo por el que se escogió Anaitasuna tiene que ver con el actual estado del Pabellón de la UPNA, la pista alternativa marcada a principio de temporada por el Ribera Navarra FS y cuyas instalaciones sufrieron recientemente un incendio.

La situación vivida anoche en el polideportivo Ciudad de Tudela puso de manifiesto las carencias que la instalación viene sufriendo desde hace décadas. A ese respecto, Larrarte se mostró tajante. "Seguramente la solución ideal sería que tuviésemos un nuevo complejo deportivo con nuevas piscinas, con piscina olímpica, con campo de fútbol reglamentario en condiciones, con campos de fútbol de césped artificial que no se hundieran y con un polideportivo nuevo, pero como eso es muy difícil lo que hemos hecho es aprovechar la oportunidad, conseguir 300.000 euros de financiación a través del Plan de Infraestructuras para que este pabellón cumpla los requisitos mínimos exigibles".

"¿Que puede ser mejor tener un pabellón de 5 o 7 millones de euros? Pues seguramente sí y espero que haya tiempos en los que seamos capaces de trabajar para que eso sea así. Lo que nosotros hemos hecho es asumir el compromiso de lo que tenemos capacidad, dentro de lo real. Y eso pasa por un proyecto que se presentará a final de mes y se comenzará este verano", añadió.