Plaza Nueva

  • Diario Digital | Lunes, 17 de Junio de 2019
  • Actualizado 12:35

TUDELA

Juanón de la Puente, visita de lujo en Tudela

Juanón de la Puente, visita de lujo en Tudela

Alrededor de una veintena de jóvenes jugadores de las categorías inferiores del Club Balonmano Bardenas vivieron el pasado viernes un momento muy especial. Toda una institución del balonmano, Juan de la Puente, apodado ‘Juanón’, estuvo de visita en Tudela, donde compartió unos minutos con los chavales y algunos técnicos del club.

El mítico pivote de equipos como Barcelona o Anaitasuna y de la selección española en tres Juegos Olímpicos (Moscú 80, Los Ángeles 84 y Seúl 88) pudo comprobar de primera mano el trabajo que se realiza en Tudela y en el BM Bardenas, además de firmar autógrafos y hacerse fotografías por doquier con jóvenes y padres que mostraban ilusión a raudales. “Sé que en esta ciudad han estado unos años sin balonmano, pero se han puesto a trabajar de nuevo y he podido ver unos chavales con muchas ganas y muy buenos entrenadores”, admitió el ex jugador internacional, retirado de la competición desde hace dos décadas.

Dependencia institucional

De la Puente ha sido pues testigo ‘desde la barrera’ de la crisis que ha afectado al deporte en general pero muy en particular al balonmano. “Ahora, en el balonmano, hace falta más ilusión que otra cosa, tal y como está el panorama. Esa ilusión la he podido ver en Tudela y en otros lugares. Es un deporte que dependía mucho de las instituciones y la crisis ha acrecentado el problema en la alta competición”, afirmó.

"En Tudela veo chavales con mucha

ilusión y buenos entrenadores"

Juan de la Puente, ex jugador internacional de balonmano

No obstante, ‘Juanón’ lanza un mensaje de optimismo de cara al futuro. “Lo que no falla es la base, que sigue existiendo, y al final es lo que hace que un deporte crezca. El trabajo con los más jóvenes se hace muy bien y cada vez son más los chavales que quieren practicar este deporte, por lo que creo que el balonmano volverá a tirar para adelante”, dijo el asturiano, que ahora trabaja en una empresa de prótesis en Pamplona. “La salud del balonmano navarro es buena, se ve que hay futuro”, sentenció.