Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 09:12

ARAGÓN

Consumo recomienda informarse sobre los precios, servicios y cómo darse de baja al apuntarse a un gimnasio

Se han inspeccionados 47 instalaciones deportivas durante el primer semestre del año.
Unos deportistas en un gimnasio
Unos deportistas en un gimnasio
Consumo recomienda informarse sobre los precios, servicios y cómo darse de baja al apuntarse a un gimnasio

Durante los últimos años el número de gimnasios ha crecido paulatinamente, ampliando a su vez la oferta de servicios, ahora los usuarios tienen a su disposición desde sitios en los que realizar prácticas deportivas básicas (musculación, aeróbic o bici estática), hasta los actuales establecimientos de fitness, es decir, lugares en los que se ofrece nuevas actividades y disciplinas deportivas, así como otros servicios relacionados con la imagen como sauna, termas, masajes o rayos UVA.  

La Dirección General de Protección de Consumidores del Gobierno de Aragón ha realizado durante el primer semestre de este año una campaña de inspección en 47 instalaciones deportivas como gimnasios, centros de yoga, pilates y similares. Se trata de una actuación a nivel nacional, en la que han participado once comunidades autónomas, y cuya planificación se encomendó a Aragón. 

En el cómputo total de los controles efectuados, un total de dieciocho en cada uno de los centros, se ha constatado un grado de cumplimiento del 83,13 %; una cifra similar a la que se observa en otros sectores.

Las obligaciones que los centros deben cumplir en relación a la información de precios, servicio de atención al cliente y disponibilidad de hojas de reclamaciones tienen un nivel de cumplimiento de más del 80%.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, ha recordado que antes de formalizar un contrato los usuarios deben informarse sobre los precios, las modalidades, el tipo de servicios incluidos, la forma de pago o la posibilidad de rescindir el contrato.

El número de reclamaciones de este sector se encuentra por debajo del 1%. Los motivos más frecuentes están relacionados con las tarifas, la modificación de condiciones e irregularidades en la prestación del servicio.

Pablo Martínez ha subrayado que en estas fechas de inicio de curso, algunas empresas realizan campañas de captación en las que el consumidor debe prestar atención y consultar con el gimnasio la validez y alcance de esas promociones. “Y desde luego contar siempre con establecimientos que tengan profesionales con la titulación y la formación adecuada ya que van a ser quienes nos den su asesoramiento para conseguir los mejores éxitos, no solo deportivos, sino también de bienestar”.

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios dispone del teléfono gratuito 900 12 13 14 y la cuenta de correo consumo.doc@aragon.es, para atender cualquier consulta que pueda ser planteada por los ciudadanos aragoneses. 

Recomendaciones

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios recuerda que es importante tener en cuenta el estado y equipamiento de las instalaciones para la práctica de las actividades ofertadas, en concreto el número de aparatos, su estado y las dimensiones de las salas de ejercicios. Además, si el gimnasio oferta servicios de bronceado artificial, los aparatos de rayos UVA o bronceadores deben cumplir la normativa vigente a la hora de informar al usuario de las precauciones que debe tomar al usarlos.

Consumo también recomienda contar con asesoramiento médico deportivo para realizar los ejercicios adecuadamente, evitando problemas de lesiones, así como encontrar las actividades más acordes con nuestro estado físico y que nos resulten más atractivas. Se debe tener en cuenta también a la hora de elegir un gimnasio su gama de horarios para decidir cual se adapta más a nuestras necesidades.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios recomienda elegir un gimnasio que esté adherido al sistema arbitral de consumo para evitar las posibles controversias que puedan surgir entre el consumidor y la empresa, de forma ágil y gratuita.

Además, las tarifas y la matrícula deben ser claras, especificando los pagos a realizar por el cliente, así como los gastos a abonar por servicios adicionales. Debe informarse adecuadamente si existe la opción de pago con tarjeta de crédito y de los posibles descuentos o costes extra. Consumo recomienda comparar tarifas para decidir si es más interesante el pago mensual o por periodos más largos.

Es importante informarse de los procedimientos para darse de baja o si existe la posibilidad de suspender voluntariamente durante cierto tiempo el servicio por parte del usuario y el coste de esa suspensión.

Por último, Consumo recuerda que se nos debe de entregar el contrato con las condiciones, requisitos, tarifas y procedimiento de baja.