• Diario Digital | Viernes, 21 de Julio de 2017
  • Actualizado 04:40

TUDELA

Arrate, txapelduna

Arrate, txapelduna

Arrate Bergara y la riojana Alba Martínez, conseguían recientemente llevarse la ‘txapela’ del Primer Torneo Emakume Mastercup en la categoría de 1º División.

El torneo se llevaba celebrándo desde enero por diferentes localidades de Guipúzcoa y a priori Bergara pensaba que sería un campeonato más sencillo,. “No esperaba que fuese tan duro porque la mayoría de las pelotaris no entrenaban de normal y no tenían mucha experiencia, pero en el primer partido sufrimos mucho y al final nos costó lo suyo pasar”. Tras ir derrotando a sus adversarias, Arrate llegó a la final de Amorebieta con muchas ganas. “En el torneo éramos 40 parejas de pelotaris, 28 de ellas estaban en nuestra categoría de 1º División y con mucho esfuerzo conseguimos llegar hasta la final”, cuenta la joven pelotari de Tudela.

No fue su única final del fin de semana, ya que un día antes había jugado otra final, la del Cuatro y Medio en Zizur, pero no pudo hacerse con el trofeo de campeona. “Yo tenía pensado ganar por lo menos una de las dos finales que tenía, y tras perder la primera, tenía esa esperanza de hacerme con la ‘txapela’ del Emakume”, confiesa Arrate.

El partido comenzó muy bien para Arrate y Alba y pronto pusieron tierra de por medio, colocándose con un 8-2. “Empezamos muy tranquilas con una diferencia holgada, pero después empezaron a acercarse, comenzamos a cometer errores, se plantaron con un 16-15 y nos entraron los nervios”, recuerda Arrate. Pero finalmente se repusieron a ese bache y lograron llevarse el torneo con un ajustado 22-18. “Cuando vi por fin el 22 en nuestro marcador nos quedamos muy contentas, fuimos a saludar a toda la familia que había venido y ya pudimos disfrutar mucho más del momento, que durante el partido lo intentamos, pero teníamos otras sensaciones”, cuenta Arrate con una amplia sonrisa.

Esta es la primera ‘txapela’ con la que se hace esta joven tudelana del Club Eraso, pero, a pesar de sus 15 años, no es el único torneo que ha ganado. “Llevo jugadas dos finales de torneos de chicas y he conseguido ganar uno; y en torneos mixtos he logrado llegar a otras dos finales, una de parejas de Navarra y otra de la Ribera, que conseguí ganar”.

Arrate lleva la pelota en vena y es que tanto su padre como su hermano llevan jugando en el frontón toda la vida. Ella quiere seguir disfrutando de este bonito deporte que en la Ribera no está muy asentado. Casi todos los torneos los disputan en la zona de Pamplona y, alguna vez, a Tafalla. Pese a ser una de las dos chicas pelotaris que forman parte del Club Eraso, sigue con muchas ganas de seguir creciendo. “El año que viene volveremos a disputar el torneo con la ilusión de llegar lo más lejos posible”.

Además, en breve comenzará a disputar un torneo mixto mano a mano, que ya ganó en 2015. “Este año volveré a intentarlo tras perder el año pasado contra un chico bastante duro”. No sabemos si logrará volver a repetir su posición de campeona, pero está claro que sus ganas e ilusión la llevarán en volandas para llegar lo más lejos posible.