Plaza Nueva

  • Diario Digital | jueves, 22 de agosto de 2019
  • Actualizado 00:10

TUDELA

El Valle del Ebro inaugura su rincón de lectura dedicado al 'bookcrossing'

El nuevo “Rincón de la lectura” ha sido decorado por el Grupo de Teatro del IES Valle del Ebro y alumnado de Dibujo de 2º ESO para albergar la estantería de BookCrossing del centro y ser un lugar agradable para disfrutar de la lectura y los libros por parte de la toda la comunidad educativa.

El rincón de la lectura del Valle del Ebro 1
El rincón de la lectura del Valle del Ebro 1
El Valle del Ebro inaugura su rincón de lectura dedicado al 'bookcrossing'

En el Instituto Valle del Ebro ha sido inaugurado un nuevo espacio denominado “Rincón de la lectura” para albergar el punto de BookCrossing del centro gracias a la colaboración de Mª José Esteban y del Grupo de Teatro del Instituto Valle del Ebro que ha colocado parte de su “atrezzo” de obras teatrales pasadas para ambientar este rincón del centro en la escalera frente a la cafetería, transformándolo en un espacio acogedor para que alumnado, personal del centro y familias puedan disfrutar de la lectura y los libros y que forma parte del Plan de Lectura del mismo, denominado “¿Y tú de quién lees”. 

El rincón de la lectura del Valle del Ebro 3

Se contó para la inauguración con los alumnos de 2º ESO que colaboraron con la decoración del rótulo del “Rincón de la lectura” bajo la coordinación de su profesora de Dibujo, la pintora turolense Susana Bernal Oroz. Además, coincidiendo con la Semana Literaria del instituto se liberó una nueva tanda de más de veinte libros de temas variados para todos los públicos. Además, por primera vez se han puesto a disposición de los lectores de estos libros viajeros algunos ejemplares en inglés y francés. La dirección digital de la estantería es la siguiente, donde se puede consultar las obras liberadas: bookcrossing.com/mybookshelf/iesvalledelebro/ 

BookCrossing es la práctica de dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo. La idea es liberar libros "en la jungla" para que sean encontrados por otras personas. Si alguien decide liberar un libro vía BookCrossing, tendrá que registrarlo para conseguir un BCID (número de identificación de BookCrossing) que será lo que identifique ese ejemplar concreto en la base de datos del sistema. Ese número de registro lo lleva el libro escrito, directamente en el interior de la cubierta, o bien en una etiqueta en la que se pide a la persona que lo encuentre que entre en la web de BookCrossing y escriba un pequeño apunte para notificar el hallazgo, y finalmente que suelte de nuevo el libro una vez lo haya terminado. Así se puede seguir el viaje del libro por el mundo a través de Internet.

El rincón de la lectura del Valle del Ebro 2