Plaza Nueva

  • Diario Digital | martes, 20 de agosto de 2019
  • Actualizado 11:27

ABLITAS

La Biblioteca de Ablitas recibe una mención especial

Se ha reconocido un proyecto colaborativo de las bibliotecas públicas de la Ribera, un servicio de lectores y lectoras voluntarios, y el ofrecimiento de libros en comercios y empresas, entre otras propuestas.

Biblioteca de Ablitas
Biblioteca de Ablitas
La Biblioteca de Ablitas recibe una mención especial

La Biblioteca de Ablitas ha recibido una mención especial en la categoría de localidades de hasta 5.000 habitantes en la XVIII Campaña de Animación a la Lectura María Moliner con el proyecto de animación a la lectura “Trazando senderos, conectando bibliotecas”. 

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Fundación Coca-Cola son los promotores de esta actividad que incentiva los programas de promoción de la lectura en todas las bibliotecas españolas de municipios menores de 50.000 habitantes. Junto a la biblioteca de Ablitas han recibido esta distinción las bibliotecas de Galápagos (Guadalajara), de Soto del Barco (Asturias), del Carpio (Córdoba) y de Villamalea (Albacete).

Según ha explicado la bibliotecaria de Ablitas, Estíbaliz Sáenz de Urturi, el proyecto “Trazando senderos, conectando bibliotecas”, ha sido el proyecto estrella de este año en la biblioteca y forma parte de un proyecto colaborativo realizado con otras Bibliotecas de la Ribera, que puso en relación los viajes (los senderos) y la palabra (la poesía), con toda una serie de actividades en torno estos conceptos: doce meses, doce poetas; salida poético-festiva a la Laguna de Lor; recital poético “Versos para dos voces” y otras propuestas realizadas en muchas ocasiones de manera conjunta con otras bibliotecas de la zona, con la intención de transmitir a la población la percepción de las bibliotecas como un servicio integrado en una red.

Otros proyectos seleccionados

Biblioteca de Cascante: el proyecto “Una etapa del sendero” iba destinado a dar a conocer la existencia de bibliotecas próximas a la localidad y a insistir en la idea de que con el carnet no se es socio de una biblioteca en particular, sino que se puede acceder a los servicios que ofrece cada una de ellas. Como dice su bibliotecaria, Azucena Ayala, el proyecto es “una forma de estrechar lazos y de hacer comarca, destacando en este caso la riqueza paisajística de la zona y la fuerza de la poesía como entes aglutinadores”. Como resultado de todo ello, se desarrolló el programa “Tejiendo una Red de Senderos Poéticos”, en el que varias bibliotecas de la Ribera de Navarra intercalaron sus propios calendarios de actividades individuales en torno a esta campaña.

Biblioteca de Marcilla. Su proyecto “El negOCIO de leer: el retorno de la inversión (ROI)” se basa en la idea de sacar a la calle la biblioteca, regalando los libros que están duplicados, fruto de donaciones o de expurgo (que han quedado viejos u obsoletos). Cada semana, su bibliotecaria, Gloria Peales, deja una caja con libros en un comercio o una empresa para que empleados y clientes se los lleven gratuitamente. Sus cajas están disponibles ya en carnicerías, peluquerías, mercerías, cafeterías, farmacias... y contienen libros de regalo para todos los públicos. Las cajas se vacían muy pronto, pero también se reponen rápidamente gracias a las abundantes donaciones.