Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 21 de septiembre de 2019
  • Actualizado 08:42

NAVARRA

La producción ecológica en Navarra aumenta más que la media de España

Los datos en Navarra indican un crecimiento en superficie del 37% y un crecimiento en operadores del 6,9% en el mismo periodo.
Visita a unos campos
Visita a unos campos
La producción ecológica en Navarra aumenta más que la media de España

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha hecho públicos los datos referentes a la situación de la producción agraria ecológica en España y su crecimiento en 2018, unos datos que reflejan la buena salud del sector que ha aumentado la superficie explotada en un 8% y el número de operadores en un 6%. Los datos en Navarra indican un crecimiento en superficie del 37% y un crecimiento en operadores del 6,9% en el mismo periodo. El ministerio destaca que la producción agraria ecológica ha dejado de ser un nicho de mercado para convertirse en una realidad económica, con clara vocación exportadora.

El ministro Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha presentado recientemente los datos referentes a la producción agraria ecológica en 2018 en España, unos datos que certifican que el sector ha pasado de ser un nicho de mercado para convertirse en una realidad económica de la que destaca su vocación exportadora y su gran potencial. España es ya el mayor productor de productos ecológicos de Europa y uno de los principales del mundo, pese a que el consumo per cápita en el estado es inferior a otros países como Alemania, Francia, Austria y otros países de nuestro entorno, a pesar de observarse también incremento importantes en este sentido, con una tendencia alcista que se sitúa ya en 46,5 euros por habitante y año, cifra que duplica los 21,85 euros que se gastaban en productos eco en 2013.

La tendencia al alza tanto en producción como en hectáreas y consumo es también una realidad en Navarra, con incrementos acumulados a lo largo de la última década que este año han supuesto un aumento del 37% de la superficie y el 6,9% de los operadores, con una superficie agraria certificada de 64.552 hectáreas y 667 operadores. El porcentaje de la producción ecológica fue en 2018 el 7,2€ del total de la superficie agraria.

En España el número de operadores alcanzó los 44.282, de los que 39.505 eran productores; 4.627, procesadores; y el resto comercializadores, importadores y exportadores. En Navarra son 161 empresas transformadoras, 7 importadores y 29 almacenistas, 449 productores agricultores y 72 productores ganaderos.

Crecimiento de un millón de hectáreas desde 2008

La producción ecológica, también denominada biológica u orgánica, conocida además por sus apócopes bio y eco, es un sistema general de gestión agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas en materia de medio ambiente y que debe cumplir con unas exigentes normas específicas de producción, además de la normativa general de alimentos. Según indica la nota de prensa del ministerio, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha valorado positivamente el importante crecimiento, sostenido, que experimenta este sector año tras año. En los últimos 10 años la extensión dedicada a la producción biológica no ha parado de crecer, con casi un millón de hectáreas de incremento en el periodo 2008-2018, lo que sitúa a España, desde hace años, como el país con mayor superficie ecológica de Europa y uno de los mayores del mundo.

Planas ha destacado que la producción ecológica, presente en todas las autonomías, es hoy en día “una realidad económica” en España que además contribuye a la creación de empleo y a la fijación de poblaciones. Ha subrayado que cada vez son mayores las demandas de la sociedad que piden modelos de gestión altamente respetuosos con la conservación del medio natural y que, al mismo tiempo, den respuesta a las necesidades crecientes de un consumidor que
demanda productos ecológicos.

Alimentos ecológicos, cada vez más demandados

El Ministerio destaca que este método de producción desempeña un papel social doble, ya que, por un lado, aprovisiona de alimentos bio un mercado específico que responde a esta creciente demanda de la población y, por otro, proporciona a la sociedad bienes que contribuyen a la protección del medio ambiente, al bienestar animal y al desarrollo rural, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Los estudios del Ministerio señalan que, en el futuro, se prevé una expansión del consumo y de la demanda de productos ecológicos, por estar en línea con la evolución de la demanda del consumidor, por llevar experimentando crecimientos de dos dígitos en los últimos años, y por seguir una clara tendencia de convergencia con los países más avanzados de la UE.