Plaza Nueva

  • Diario Digital | sábado, 20 de julio de 2019
  • Actualizado 03:41

CINTRUÉNIGO

Garnacha con corazón cirbonero

La Garnacha es una variedad que se utiliza en Navarra para elaborar vinos rosados, jóvenes o de guarda. 

La garnacha es una planta muy vigorosa y de porte erguido
La garnacha es una planta muy vigorosa y de porte erguido
Garnacha con corazón cirbonero

Uva Garnacha de viñas viejas en extinción (tan sólo quedan un 3,5% en la provincia), fecundada en tierra pedregosa, regada con agua del Alhama, aireada por el Cierzo, impregnada de fuego por el sol y envejecida posteriormente en barrica de madera de Roble francés durante 4 meses. Todo ello integrado con mucho arraigo y más amor. Así es este peculiar vino cirbonero, Corazón de Garnacha.

La historia de la plantación data de mitades del siglo pasado, una parte de estos viñedos se remonta a 1968 cuando se asentaron los barbaros  “rupestris de Lot" en la tierra, para injertarse posteriormente de garnacha.

Variedad Garnacha 

La Garnacha es una variedad que se utiliza en Navarra para elaborar vinos rosados, jóvenes o de guarda. 

Es una planta muy vigorosa y de porte erguido, alta fertilidad y producción media, muy resistente a la sequía y muy versátil, adaptándose a todo tipo de suelos. 

La forma de cultivo tradicional de la Garnacha ha sido en formación libre conducida en vaso sobre 3-4 brazos con una distribución de cepas a marco real a distancias de 1,4 a 1,7 m. entre ellas, con un pulgar por brazo y poda de dos yemas por pulgar. 

Los tintos de garnacha son de color rubí, brillantes y muy aromáticos, con ligera carga tánica y justa acidez, que le dan perfecto equilibrio. El retrogusto es muy afrutado  y son de persistencia media, en general son armónicos y sabrosos.

La Garnacha viña vieja, está catalogada como “Cepa Singular” considerada de una categoría superior, produce vinos de “alta expresión”.